Piscina de lujo en el búnker Vivos Europe One
Piscina de lujo en el búnker Vivos Europe One

Una empresa especializada en la construcción de búnkeres para alojar personas durante el Apocalipsis ha construido un espacio que todo multimillonario desearía tener para contemplar cómo se acaba el mundo.

Ubicado en Rothenstein, Alemania, el búnker Vivos Europe One fue declarado como el refugio subterráneo más grande y seguro del mundo. Sin lugar a dudas, también es uno de los más extravagantes.

Disponible sólo en base a invitaciones, un sitio en este búnker de lujo cuesta en torno a cinco millones de dólares por persona. Con este dinero, los “residentes” podrán decorar y personalizar las habitaciones según sus gustos.

Tan pronto como la construcción del búnker llegue a su fin, éste podrá proteger a las personas frente a desastres naturales o guerras. El búnker fue construido inicialmente por los soviéticos durante la Guerra Fría y era usado como fortaleza para almacenar equipos militares y municiones.

Ahora, la propiedad de 30 hectáreas fue adquirida por Vivos Group, una empresa estadounidense.

Aunque la empresa construye todo tipo de búnkeres para que sean usados en caso de desastre, Europe One está destinado exclusivamente a las personas con mucho dinero.

Según la empresa, a pesar de no saber cuándo ocurrirá algún desastre importante, es mejor tener un lugar asegurado desde ahora. A pesar de costar tanto dinero, el CEO de Vivos afirma para Business Insider que la inversión es para toda la vida.

Para llegar al búnker, las personas tendrán que usar un helicóptero puesto a disposición por la propia empresa. Dotado de puertas y pasillos blindados, el refugio resistirá a explosiones nucleares, choques de aviones, agentes químicos o biológicos, terremotos y otros peligros.

En su interior, el búnker tiene pasillos que suman un total de cinco kilómetros, incluye dos sistemas de climatización y ventilación, depósitos de agua y generadores de electricidad que permiten su uso independiente, sin necesidad del mundo externo.

Además de todos los sistemas de seguridad, Europe One también trae un centro médico e incluso una capilla.

Incluso si el mundo se estuviera terminando, los multimillonarios deben disfrutar de todo lujo hasta el último momento. Por eso, el búnker también trae varias zonas con piscinas y bar donde los residentes podrán disfrutar de una copa de vino.

Cada familia que se mude al búnker Europe One se beneficiará de 800 metros cuadrados que podrán ser distribuidos en dos pisos. Cada piso podrá tener piscina, cine o sala de fitness. El aspecto interior es muy parecido al de un yate de lujo.

Está bien saber que los multimillonarios tienen opciones variadas a la hora de escoger cómo vivir el Apocalipsis, aunque esperamos que nunca tengan que hacer uso de ellos.

Echa un vistazo a más fotos del búnker con sus impresionantes instalaciones:

No hay comentarios

Dejar una respuesta