Un analista predice que Samsung corre el riesgo de abandonar el mercado de smartphones debido a Apple

Todos sabemos que en la última década los smartphones han revolucionado la forma de comunicación entre las personas. Pero, como en todo, en cualquier categoría del mercado siempre hay una empresa que lleva la delantera en cuanto a la competencia. En este caso serían dos de renombre firmas ya conocidas: Samsung y Apple.

Puede parecer que ambas van empatadas en cuanto a ganancias. Sin embargo, Apple tiene muchas más ganancias que Samsung y generalmente el iPhone recibió más elogios que el Galaxy por parte de los expertos.

Ahora, el analista Ben Bajarin de Techpinions asegura que la caída de las ventas de Samsung podría causar que la empresa surcoreana abandone el mercado de teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles con sistema operativo Android.

Según este analista, la razón es muy simple: Samsung no posee su propio sistema operativo y no puede impedir que otras empresas fabriquen dispositivos equivalentes a los suyos con el mismo SO, en este caso Android. También explica que aunque Samsung intente crear su propio sistema operativo -lo cual ya intento y no funciono- llevaría a la compañía a la cola de la lista y favorecería  a marcas chinas como Huawei.

El mismo analista también asegura que Samsung tiene varios modelos de smartphones que físicamente podrían ser gemelos y eso no es bueno ya que los modelos “Premium” son fácilmente confundidos con los de gama media o media baja, y esto no favorece mucho en sus ventas.

Ahora, en comparación, los modelos de iPhone se diferencia mejor entre sí a través de sus características y además utilizan un sistema operativo único y hecho a medida para el hardware de Apple, informa ExtremeTech.

La mayoría de los compradores realmente no consultan o leen artículos de “Apple vs Samsung” antes de tomar una decisión sobre qué dispositivo les conviene o necesitan, y Samsung no ayuda mucho, ya que tiene demasiados modelos para elegir.

Mientras que Apple sólo tiene a la venta unos cinco o seis modelos de iPhone actualmente en el mercado, que están claramente diferenciados en características (empezando por el iPhone 5s y terminando con el iPhone 6S Plus), Samsung ofrece una docena de dispositivos bastante similares entre sí, como el Note 5, el Galaxy S6 Edge+, así como los veteranos S4 y S4 Zoom. Sólo se diferencian en capacidades de almacenamiento y posiblemente la calidad de la cámara o la potencia de procesamiento, pero generalmente no traen nada demasiado innovador (quitando la pantalla curva del Edge).

Samsung también tiene otro problema, según el mismo analista, y es que no puede diferenciar su hardware o aplicaciones de Android, tal como la interfaz TouchWiz, que tiende más a ser odiada que aclamada. El Galaxy S6 logró ofrecer un hardware bastante más personalizado frente a los otros modelos de la compañía, pero sigue haciendo uso de la CPU ARM, mientras que Apple trabaja a tope en la fabricación de sus propios procesadores.

En resumen, Samsung no solo se quedará fuera del mercado de los smartphones porque Android es un sistema operativo libre que pueden usar otras compañías, sino que también ha cometido errores estratégicos sobre los precios y características que ofrece, disminuyendo su capacidad de comercializar su propio hardware como algo distintivo de la marca.

Ha llegado la hora de que Samsung implemente una nueva estrategia de ventas para no tener que abandonar el mercado donde es actualmente líder en la venta de smartphones con sistema Android.

No hay comentarios

Dejar una respuesta