AMD ha lanzado el nuevo controlador Catalyst 15.11 Beta para Windows, que trae considerables mejoras de rendimiento y calidad para Call of Duty: Black Ops III.

El nuevo controlador gráfico también resuelve algunos problemas reportados con anterioridad por los usuarios.

Concretamente, AMD arregla un error por el cual los usuarios no podían instalar el controlador gráfico más reciente si usaban tarjetas de la serie Radeon R9 380.

También resuelve un error de TDR (que normalmente va asociado al pantallazo azul de la muerte) que aparecía si el jugador trataba de lanzar Star Wars: Battlefront durante la reproducción de un vídeo de YouTube en segundo plano.

Asimismo, ahora los jugadores ya no sufrirán problemas con Ashes of the Singularity si usan la tarjeta gráfica AMD 300 Series o si traen unidades gráficas con 2 GB de memoria de vídeo.

La compañía no ha resuelto todos los problemas posibles y avisa de que los jugadores aún podrían experimentar algunos fallos en determinadas situaciones. Por ejemplo, en algunos momentos de Batman: Arkham Knight podrían ocurrir determinados fallos.

Problemas conocidos

También señala que en los equipos con Windows 10, gráficos intercambiables con tarjetas de las series AMD Radeon HD5000 y conectados a un monitor HDMI podrían aparecer pantallas negras durante el arranque del equipo.

Finalmente, la compañía asegura que en el modo SuperCruise de Elite: Dangerous podría experimentarse una reducción en el rendimiento del equipo.

DESCARGAR AMD Catalyst 15.11 Beta Driver para Windows® 10, Windows 8.1 y Windows 7 32-bit

 

DESCARGAR AMD Catalyst 15.11 Beta Driver para Windows® 10, Windows 8.1 y Windows 7 64-bit

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta