Campus de Microsoft en Redmond
Campus de Microsoft en Redmond

Aún estás a tiempo para comprarte un portátil o PC con Windows 7 o Windows 8.1, pero esto será imposible a partir del año que viene.

Según un cambio observado por el portal web ZDNet en la hoja con los ciclos de vida de Windows, Microsoft señala el 31 de octubre del 2016 como el fin de la venta de los PCs con Windows 7 Professional y Windows 8.1 preinstalado.

Después de esa fecha, los consumidores únicamente podrán adquirir nuevos ordenadores con Windows 10 instalado. La única excepción será aquellos equipos orientados a las empresas con licencias que les permite escoger qué versión de Windows desean utilizar.

Muchas empresas dieron recientemente el salto de Windows 7 a Windows 8.1, y ahora sienten nuevamente presión por parte de Microsoft para que actualicen al nuevo sistema operativo Windows 10.

Normalmente, tras el lanzamiento de un nuevo sistema operativo, Microsoft suele dar dos años más al mercado hasta poner fin al ciclo de vida del anterior sistema operativo. En la teoría, Windows 7 tenía que haber llegado al fin de su vida útil en octubre de 2014, pero el lento ritmo de adopción de Windows 8.1 llevó a la compañía a extender su ciclo de vida dos años más.

Los usuarios que aún tienen Windows 7 no deben preocuparse porque Microsoft seguirá ofreciendo actualizaciones y mejoras hasta el 14 de enero de 2020. En cambio, Windows 8 recibirá soporte  técnico hasta el 10 de enero del 2023.

Windows 10 fue lanzado a finales de julio de 2015 y está disponible como actualización gratuita para los usuarios de Windows 7 y Windows 8.1 durante su primer año de existencia.

Hasta ahora más de 150 millones de usuarios ya se pasaron al nuevo sistema operativo, y a pesar de haber recibido innumerables mejoras aún se reportan diversos errores y problemas.

Por ahora Windows 10 es una simple “actualización opcional” para los usuarios pero a partir de 2016 pasará a ser una “actualización recomendada” por los sistemas de Microsoft, según declaró el vicepresidente ejecutivo del grupo de Windows and Devices, Terry Myerson.

No hay comentarios

Dejar una respuesta