Investigadores realizaron nuevos experimentos sobre la computación cuántica

El entrelazamiento cuántico es un fenómeno cada vez más investigado por los físicos, quienes no paran de hacer experimentos con el fin de encontrarle usos en el mundo de la comunicación, la seguridad o la computación.

Concretamente, el entrelazamiento cuántico es una propiedad  que consiste en que al modificar el estado en que se encuentra una partícula o un conjunto de ellas entrelazadas, la otra partícula responde inmediatamente; este fenómeno fue predicho por Einstein, Podolsky y Rosen, con lo cual la teoría se conoce como la paradoja EPR. En consecuencia, las partículas no pueden considerarse aisladas, sino como un conjunto donde interactúan constantemente.

Haciendo uso de la teoría antes señalada, hace poco se han efectuado de forma dos grandes experimentos por parte de un grupo de investigadores austriacos.

En el primer experimento, los investigadores trataron de enviar información compleja mediante la polarización de dos fotones denominados Alice y Bob, que funcionaban como remitente y el receptor y se hallaban separados  a 143 kms el uno del otro.

Un láser de luz verde fue enviado desde el telescopio Jacobus Kapteyn de la La Palma a Tenerife | Fuente. Universidad de Viena
Un láser de luz verde fue enviado desde el telescopio Jacobus Kapteyn de la La Palma a Tenerife | Fuente. Universidad de Viena

El objetivo del proyecto era demostrar que los estados cuánticos complejos de los fotones pueden perdurar en atmósferas no controladas. El resultado demostró que el entrelazamiento cuántico del momento orbital angular (OAM) puede ser identificado incluso a largas distancia de transmisión, sin ser afectadas por atmósferas no controladas.

El segundo experimento fue centrado en el intercambio del entrelazamiento, y los mismos investigadores crearon un estado entrelazado entre dos cubit, separados por la misma distancia de 143 kms (entre Islas Canarias y Tenerife), lo cual contrasta con la teoría de teletransporte, que se corresponde con el estado cuántico de un cubit a otro. Los resultados fueron prometedores, según apuntan los científicos.

“Nuestros datos demuestran un intercambio de entrelazamiento exitoso a lo largo de un espacio libre y bajo la influencia de condiciones ambientales desfavorables […]. Esto demuestra la  factibilidad de generar un repetidor cuántico en un espacio futuro y la creación de una red global de internet cuántico”, afirmaron los investigadores.

Los experimentos fueron detallados en la revista científica Proceedings of the National Academy of SciencesPuedes leerlos siguiendo estos enlaces:

Teleportation of entanglement over 143 km

Twisted photon entanglement through turbulent air across Vienna

No hay comentarios

Dejar una respuesta