Crear una página en internet puede ser un poco más complicado de lo que piensas, no solo por la programación, sino por otros factores que pueden determinar si tu página será un fracaso o un éxito.

Si tienes un negocio y piensas lanzar una página web para vender tus productos por medio de internet, entonces debes tomar en cuento algunos aspectos muy importantes que te ayudarán a evitar que tu página sea un fracaso.

No comprar una cuenta de hosting y un dominio comercial

Existen muchas compañías en Internet donde podrás registrar gratuitamente un dominio y además comprar almacenamiento para tu sitio web. Es importante que tu dominio sea de tipo .com o .net si pretendes globalizar tu producto, o usar la extensión de tu país si pretendes tener mayor influencia como comerciante local.

Es cierto que también hay portales como Wix donde podrás crear un dominio con almacenamiento incluido, pero no será tan poderoso como un dominio tipo .com y tampoco te ofrecerá demasiada flexibilidad a la hora de personalizar tu sitio web.

Equipos de hosting

Querer hacer todo tú solo

Si bien existen numerosas guías online que te pueden ayudar a crear tu página web, ninguna te ayudara a convertirte en un experto de la noche a la mañana, por lo que es bueno contratar a una persona con experiencia para que pueda ayudarte a crear una página profesional que dé una buena imagen de tu negocio.

Además, también deberás tener claro si quieres que tu sitio sea dinámico o estático. En el caso de un sitio dinámico, tendrás que actualizar tu página con nuevos contenidos cada día o cada semana. Si estás muy ocupado podrías contratar a alguien para que lo haga.

En el caso del sitio web estático, deberás colaborar con un profesional que te explicará donde posicionar mejor las palabras clave de tu sitio y cuáles son las mejores palabras clave para tu negocio.

Programador durmiendo sobre el escritorio
Programador durmiendo sobre el escritorio

Difícil de navegar

Asegúrate de tener un sitio web fácil de navegar. Una cosa es que tú entiendas como funciona todo, y otra muy diferente es que tus posibles clientes también lo comprendan. Por ello muchos sitios web llegan a ser similares, para ofrecer una experiencia intuitiva a todos los usuarios.

No tener un plan de marketing

Si pensaste que al tener una página ya tendrás ventas, lamento decirte que estás muy equivocado. Tus posibles clientes no se enterarán por arte de magia de tú sitio web, y tendrás que promoverlo de alguna manera con el fin de darla a conocer.

Las mejores maneras de dar a conocer tu portal web es crear páginas en las redes sociales, así como campañas publicitarias con el fin de atraer seguidores. Facebook te ofrece una enorme flexibilidad a la hora de escoger el público para tus campañas, y es realmente barato.

Ilustración ampliada con las palabras "Marketing plan" sobre un fondo blanco

No incluir toda la información necesaria

Asegúrate de cumplir con todos los requisitos de Google para que tu página sea correctamente indexada por los rastreadores de la compañía. Por ello, deberás tener secciones dedicadas a la presentación de tu negocio, así como página de contacto, páginas donde hablas sobre tus productos con títulos H2 y H3, un mapa del sitio en formato XML, políticas de privacidad y términos de uso y una página donde hablar sobre la política de cookies de tu portal.

Si tu página requiere el registro de usuarios, también deberás tener una página dedicada donde indicar qué planeas realizar con los datos de los usuarios y que cumples las leyes de protección de datos actuales.

En definitiva, si planeas lanzar tu sitio web asegúrate de haber cumplido estos puntos y luego sigue investigando técnicas SEO y estrategias de marketing para mejorar aún más el posicionamiento de tu sitio web.

No hay comentarios

Dejar una respuesta