La extinción masiva del Pérmico-Triásico (PT) fue una extinción masiva ocurrida hace aproximadamente 250 millones de años y define el límite entre los períodos Pérmico y Triásico. Ha sido la mayor extinción ocurrida en la Tierra.

El 96% de las especies marinas y el 70% de cualquier ser vivo terrestre desapareció justo hace 252 millones de años, en el periodo Pérmico y fue una de las extinciones masivas más grande de la historia de la Tierra. ¿Pero fue realmente una gran devastación? Puede ser que no, y se cuestiona tanto que, de hecho existe una nueva evidencia que pone en hace dudar a los geólogos de si realmente hubo una extinción masiva.

Esta misma semana un equipo de científicos presento en la reunión de la Sociedad Geológica de América un nuevo análisis sobre las capas de roca que rodean Dicynodon, un pariente de los primeros mamíferos que existieron en esa época, cuya muerte podría ser una evidencia clave sobre la extinción en masa del final del periodo Pérmico.

Por sorpresa, los resultados del análisis muestran que el Dicynodon se extinguió más de 1 millón de años antes de la supuesta extinción masiva del periodo Pérmico.

Diferentes geólogos han participado en este estudio, como la paleontóloga y bióloga Jennifer Botha-Brink quien dijo a Science News que “la gente se olvida que la biología no es nada fácil, es algo muy complicado. Nunca se puede saber exactamente en qué parte de la línea del tiempo fue la extinción,  se habla de un intervalo y puede cambiar”.

También se encontraron rastros de plantas y animales terrestres que se extinguieron junto con Dicynodon, pero en rocas más jóvenes. Esto nos dice que probablemente la extinción masiva no fue en un solo evento sino en varios con diferencia de tiempo.

La gran extinción siempre fue un tema muy polémico entre los geólogos de hoy. Existen diversas teorías que hablan de cuando fue exactamente el momento en que el planeta cambio de microbios hiperactivos a efusiones volcánicas, pasando a experimentar un cambio climático extremo.

Ahora se cuestiona la idea de si realmente fue una extinción global, pero lo que si nos debe quedar claro es que tenemos un largo camino por recorrer antes de que se aclare este fascinante capítulo en la historia de la Tierra.

Los resultados del nuevo análisis fueron publicados en el número de octubre en la revista Geology.

No hay comentarios

Dejar una respuesta