El Flash está muerto
El Flash está muerto

Adobe Flash Professional se transformará en Adobe Animate CC, lo que confirma el hecho de que el gigante estadounidense reconoce la irrelevancia del Flash como plataforma para contenidos online.

Durante muchos años, la mayoría de los contenidos digitales animados pudieron ser reproducidos sólo a través de Adobe Flash. Ahora mismo, la mayoría de los juegos de Facebook y algunas plataformas de vídeos siguen usando Flash de un modo exclusivo.

Lamentablemente, ya se ha demostrado en numerosas ocasiones que esta plataforma no es sólo ineficiente desde el punto de vista del consumo de recursos en el sistema, sino que también traen muchísimas vulnerabilidades de seguridad que podrían poner en riesgo los PCs y dispositivos móviles.

Teniendo en cuenta que muchas empresas migraron de Adobe Flash a HTML5 para la reproducción de animaciones online, así como que Amazon, Google y Facebook unieron fuerzas con la esperanza de convencer a Adobe de eliminar por completo esta herramienta, la empresa estadounidense finalmente cedió ante las presiones del mercado, tal y como lo confirma en una nota de prensa.

Comienza una nueva era para los contenidos animados online

La herramienta más importante para la creación de contenidos Flash, Adobe Flash Professional, está oficialmente muerta. A cambio, en la última versión de CC, Adobe introdujo la aplicación Animate CC, que seguirá ofreciendo soporte para guardar contenidos creados en Flash, aunque se pondrá más acento en los formatos HTML5, WebGL y una amplia gama de formatos de vídeo o de animaciones, incluyendo la resolución 4K.

En general, Animate CC no incorpora demasiados cambios frente a la última versión de Flash Professional, si tenemos en cuenta que desde hace años hay soporte para canvas HTML5 y WebGL dentro de la aplicación. En cambio podrás usar pinceles artísticos vectoriales y toda la plataforma se integra mejor con el resto de las aplicaciones de la gama Adobe Creative Cloud. También hay sincronización mejorada del audio.

“Miramos al futuro y animamos a los creadores de contenidos a usar los nuevos estándares web, y nosotros seguiremos enfocados en proporcionar las mejores herramientas y servicios para los diseñadores”.

En otras palabras, Adobe reconoció que ya no tiene sentido mostrarse orgullosa del Flash.

No hay comentarios

Dejar una respuesta