Dos equipos de astrónomos, uno de México y otro de Suecia, han provocado escepticismo en la comunidad de astrónomos al publicar unos informes en arXiv que hablan sobre la presencia de unos extraños objetos en los bordes exteriores del Sistema Solar.

Mediante el uso de los datos recogidos por el observatorio ALMA, uno de los equipos identificó uno de los objetos cerca de la estrella W Aquilae en el cielo oscuro, mientras que el otro objeto estaba adyacente a Alfa Centauri.

Aunque inicialmente pensaban que dichos objetos emitían un resplandor débil, posteriormente se dieron cuenta de que se movían de un modo relativo a las estrellas que estaban detrás de ellas, y que podrían en realidad estar orbitando nuestro Sol.

Un gran asteroide o una enana marrón

Los científicos suecos descartaron que el objeto que descubrieron se tratase del mítico Planeta X situado más allá de la órbita de Plutón, y sólo plantean que podría ser un gran asteroide. Por otra parte, los científicos de México, creen que el objeto observado por ellos sería una enana marrón. Otros científicos con los datos de los objetos opinan que son nada más que interferencias, ilusiones o ruidos, que pudieron tomar forma en ese instante confundiéndose con objetos lejanos.

La investigación sobre estos hechos mantiene en vilo a los demás astrónomos pero también a los aficionados, pues todos tienen curiosidad por saber con más exactitud qué son, si tienen movimiento o forman parte de la órbita solar, incluso si realmente existen.

Está claro que incluso aquí cerca, en nuestro sistema solar, descubrimos cosas interesantes e increíbles, tanto que se han hecho descubrimientos de planetas enanos, Ceres, Makemake, Eris y Haumea. A Plutón se le catalogó como planeta enano a partir de 2006.

A pesar de todo este escepticismo, probablemente otros grupos de investigación centrarán sus esfuerzos en esa parte del cielo donde fueron avistados dichos objetos, con el fin de confirmar o refutar su existencia y aclarar de una vez toda la confusión.

Indudablemente el Universo está cargado de incógnitas, que poco a poco están siendo desveladas por los científicos, aunque tendrán que pasar varios cientos de años hasta que seamos capaces de identificar todos los fenómenos extraños y misteriosos que son registrados por los astrónomos en la actualidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta