El futuro de la tecnología traerá dispositivos más inteligentes a todos los ámbitos de nuestras vidas

La industria de la tecnología avanza a pasos rápidos y las empresas que participan activamente en ella están trabajando duramente para encontrar nuevos nichos y para hacer las vidas de las personas más cómodas y seguras.

Tras haber hablado sobre las predicciones de la industria de los móviles para el año 2016, a continuación te vamos a resumir cinco predicciones relacionadas con la seguridad, los datos en la nube y el Internet de las Cosas (mejor conocido como Internet of Things o IoT) que tendrán un gran impacto en el panorama tecnológico en 2016.

1.      La muerte de las contraseñas está cerca

El uso de contraseñas no es tan seguro como lo parece. Además, en una época en la que casi todos los servicios que usamos en internet y dispositivos requieren el uso de contraseñas, llegará un momento en los que nos sea realmente difícil recordarlas a todas. Algunos usuarios ya usan gestores de contraseñas, mientras que otros prefieren tomar el camino más sencillo: usar una contraseña idéntica en la mayoría de sus cuentas.

Lo cierto es que el problema de las contraseñas no está de nuestro lado, ya que quizás tenemos capacidad para recordar 10, 20 o 30 contraseñas diferentes sin problemas. El verdadero problema se encuentra en las empresas que guardan todas estas contraseñas. Basta con recordar el reciente fallo de seguridad de Amazon que llevó a la empresa a pedir a un gran número de usuarios que restablezcan sus contraseñas porque se encontraban en riesgo.

Nombre de usuario y contraseña

Las contraseñas ya no son tan seguras como antes, sobre todo en la actualidad cuando se prevé la llegada de una gran multitud de dispositivos inteligentes conectados a internet que potencialmente pueden ser hackeados.

Los desarrolladores podrían aplicar soluciones de autenticación en múltiples factores, así como usar herramientas que evalúen los riesgos y hábitos de uso de sus servicios por parte de los usuarios, lo que les permitiría identificar si la cuenta es realmente usada por el dueño o por un completo desconocido en cualquier momento de una sesión.

Sin lugar a dudas las empresas tratarán de encontrar mejores maneras para que los usuarios puedan manejar sus cuentas y servicios sin preocupaciones de seguridad, mientras que los hackers lo tendrán mucho más complicado para robar datos privados de los usuarios.

2.      La protección de los dispositivos comienza con el procesador

Actualmente las cadenas de datos que se encuentran en los sistemas informáticos están abarcando prácticamente desde el procesador y el dispositivo entero hasta la red y la nube. Muchas organizaciones se han dado cuenta de que la protección básica no es suficiente, y que hace falta aplicar medidas de seguridad comenzando con el silicio y terminando hasta los servidores en la nube.

En este modelo, también denominado “chip to cloud”, todos los objetos con capacidades online son protegidos desde el momento en que se conectan a la red. Al hacer esto se elimina cualquier posibilidad para que los hackers aprovechen las identidades de los objetos no protegidos.

3.      Nuevas tecnologías que brindan privacidad y seguridad al consumidor

Los objetos inteligentes con capacidad para conectarse a internet serán cada vez más abundantes en el futuro, y cada vez más usuarios querrán aprovechar servicios que simplifiquen sus vidas, pero esto siempre se deberá hacer con total privacidad y seguridad.

Las empresas tratarán de poner hincapié en la privacidad de los usuarios con sus próximos dispositivos, al mismo tiempo que les permitirá acceder a una increíble cantidad de información que les interesa, ya sea sobre la salud, sobre sus hogares, etc.

4.      El Internet de las Cosas cambiará la forma en que interactuamos con el mundo

El conocido Internet de las Cosas está creciendo a pasos agigantados, pues la tecnología avanza muy rápido y para las empresas es primordial que entreguen a los usuarios servicios con capacidad para cambiar nuestras vidas diarias.

Cada vez habrá más servicios que conectarán las cosas y las personas a través de aplicaciones dedicadas, como por ejemplo dispositivos médicos, termostatos, cámaras de seguridad y coches capaces de recopilar información personalizada y entregarla al propietario directamente en sus dispositivos.

Internet de las Cosas

Las ciudades serán más inteligentes y los Gobiernos podrían terminar instalando sensores a las luces de los semáforos con el fin de aliviar las congestiones en el tráfico, o podrían usar sistemas de monitorización de terremotos para cerrar conductos de gas u otras infraestructuras que podrían ser dañadas por un terremoto.

5.      La lucha en el nicho del Internet de las Cosas será más intensa

Apple, Google e Intel trabajan día y noche para encontrar nuevas maneras de controlar nuestros hogares, mientras que Microsoft, IBM y Oracle trabajan para hacerse con el control de nuestras empresas a través del despliegue de soluciones de seguridad, entretenimiento u otros dispositivos inteligentes.

También es posible que aparezca algún innovador en este panorama que tome a todos por sorpresa y se quede con gran parte del nicho. Al fin y al cabo, nadie conocía a Amazon hace 20 años, y ahora es uno de los mayores vendedores online.

No hay comentarios

Dejar una respuesta