Parece que el tema de los drones ha pasado de ser un simple hobby inofensivo practicado en bosques, parques u otros espacios naturales a provocar intrusiones ilegales en propiedades privadas o espacios prohibidos. Para combatir este problema, las autoridades de Tokio encontraron la solución perfecta: drones policía con redes.

La policía de Tokio creó recientemente un nuevo equipo especializado para contraatacar la creciente invasión de drones que andan sueltos en los cielos de la capital nipona, entrando a menudo en zonas con acceso prohibido.

Si te imaginas que lo policías japoneses empezarán a perseguir los drones y a apuntar a ellos con armas desde el suelo, la realidad es diferente. Los equipos “anti-drones” son a su vez pilotos de drones que dan caza a los dispositivos invasores con la ayuda de unas enormes redes.

Gracias a un dron DJI Spreading Wings S900 con una gran red de 3m x 2m, estos aparatos vuelan por encima de los drones ilegales para después acercarse y atraparlos en su red.

Esta medida fue tomada aparentemente después de haberse encontrado un material radioactivo sobre la casa de un diplomado japonés. Para prevenir estos incidentes, las autoridades pusieron en marcha este nuevo programa que por ahora cuenta con 10 caza-drones que sobrevolarán las áreas metropolitanas de Tokio en busca de invasores.

Es muy interesante cómo evoluciona la industria de los fabricantes de drones actualmente. A pesar de haber aparecido como simples dispositivos de entretenimiento, poco a poco irrumpieron en la industria del cine, pero también se les encuentran utilidad en las tareas de rescate en sitios afectados por catástrofes naturales.

Ahora parece que los drones también empiezan a ser utilizados para la inspección de áreas prohibidas, o incluso para la colocación de materiales peligrosos con el fin de atentar contra las vidas de otras personas. Por ello las autoridades han puesto en marcha medidas más extremas para limitar su uso, sobre todo en las áreas metropolitanas donde también pueden suponer un riesgo para la industria de la aviación.

No hay comentarios

Dejar una respuesta