Steven Wright, el supuesto creador del Bitcoin, se encuentra en paradero desconocido

Aunque durante mucho tiempo se ha pensado que el fundador del Bitcoin fue un informático llamado Satoshi Nakamoto, parece que este sólo fue un seudónimo utilizado por un genio australiano llamado Steven Wright.

A raíz de unas pruebas como correos, transcripciones y publicaciones realizadas en diferentes blogs, el portal web Wired señala que el misterioso fundador de la famosa moneda digital Bitcoin fue finalmente identificado. A pesar de usar un seudónimo japonés para confundir a las autoridades, la verdadera persona detrás del famoso portal es un australiano llamado Steven Wright.

Desde 2009 hasta la fecha, el Bitcoin se ha convertido en un verdadero imperio de la economía digital. Después de haber sido creado como una especie de criptomoneda para los apasionados de la tecnología y los usuarios de la Dark Web, la moneda consiguió abandonar su nicho para convertirse en una divisa omnipresente en el mundo virtual. Hasta la fecha el valor de todas las monedas Bitcoin que circulan en la red ya suman 5.000 millones de dólares.

Actualmente, el Bitcoin es utilizado por todo tipo de empresas, ONGs y asociaciones sin ánimo de lucro, así como también por organizaciones terroristas como ISIS.

El enorme éxito de esta moneda virtual no logró convencer a su fundador para salir a la luz. Conocido en el mundo de los bloggers como Satoshi Nakamoto, este individuo no fue nunca visto físicamente, y tampoco se saben demasiados detalles sobre su origen e historia.

Las autoridades registran su casa en Australia

Las autoridades estadounidenses intentaron dar con su paradero durante mucho tiempo, pero casi siempre seguían pistas falsas que llevaban a ningún sitio. La identidad de Nakamoto fue un misterio hasta ayer, cuando surgieron las primeras pruebas sobre su verdadera identidad.

El portal web Wired publicó un extenso artículo donde asegura que un australiano llamado Steven Wright sería el creador de la famosa criptomoneda. A raíz de esto las autoridades fueron rápidamente a su casa para realizar los primeros registros sobre sus propiedades.

Las primeras pruebas de Wired que apuntan al hecho de que Steven Wright sería el verdadero fundador del Bitcoin consisten en una publicación del 2008 en su blog personal donde anuncia sus intenciones para lanzar una criptomoneda en internet, así como un artículo del 2005 sobre la contabilidad por partida triple escrito por un criptógrafo financiero que sugieren la aplicación de lo que pasarían a ser las bases futuras de la moneda Bitcoin.

Asimismo, una publicación en el mismo blog de noviembre de 2008 instaba a los lectores del portal web que querían enviarle mensajes a Wright a hacerlo a través de un sistema encriptado con un código PGP. Este código tiene una larga secuencia de letras y cifras que encriptan un mensaje para poder ser enviado en secreto a su destino.

Dado que los mensajes cifrados estaban siendo almacenados en un servidor MIT, estos anunciaron que los mensajes estaban asociados con una dirección de correo única llamada satoshin@vistomail.com. Esta dirección es casi idéntica al email satoshi@vistomail.com desde la que eran enviados los correos que presentaban las monedas Bitcoin a la comunidad de criptógrafos interesados en la nueva moneda digital.

Una tercera muestra sería otra publicación de enero de 2010 en el blog personal de Wright que anunciaba el lanzamiento del Bitcoin al día siguiente, y mencionaba que la nueva moneda ya no sería centralizada y que pasaría a ser gestionada sólo por los usuarios online. El texto fue después sustituido por una declaración que apuntaba a que el mejor lugar donde puedes esconderte es justo delante de los demás. Ambas entradas fueron borradas posteriormente.

Las pruebas ofrecidas por la revista Wired son muy plausibles, aunque fueron criticadas por múltiples periodistas por ser demasiado complejas, y que además demuestran una paciencia y tenacidad típicas de un gran ladrón, o quizás el genio del posible fundador de la moneda virtual.

Cuando la revista trató de contactar a Wright, los empleados recibieron de vuelta mensajes crípticos con direcciones inspiradas en las novelas de ciencia ficción de William Gibson.

Lo curioso es que aunque Wright no esté por ningún sitio, parece que participó en la Conferencia de Inversores del Bitcoin en Las Vegas celebrada el pasado octubre, y se presentó como un investigador y especialista en estadística que estuvo “implicado en todo el negocio del Bitcoin desde hacía mucho tiempo”.

Sin saber exactamente quién fue esta persona, la presentadora de la conferencia, la especialista en Bitcoin Michele Steven, lo interrumpió varias veces tratando de identificar su importancia. Ella terminó rápidamente la conversación sin haber realizado ni un segundo que acababa de hablar con el inventor del Bitcoin.

Steven Wright finalmente cumplió su lema: el mejor lugar donde puedes ocultarte es ante los ojos del mundo, para después desaparecer por completo hasta la próxima vez.

Según apunta Wired, es posible que todo sea una enorme estafa para desviar la atención de la verdadera identidad de Nakamoto. Como ya fueron descubiertos en el pasado otros “Nakamoto”, Steve Wright puede ser otro falso más. Con el tiempo la verdad acabará saliendo a la luz, aunque aun así, el misterio del fundador del Bitcoin parece haber sido sacado de una novela policiaca.

No hay comentarios

Dejar una respuesta