Exoplanetas
Exoplanetas

Astrónomos australianos de la Universidad de New South Wales (UNSW) descubrieron un planeta potencialmente habitable fuera de nuestro Sistema Solar a tan solo 14 años luz de la Tierra, siendo el más cercano a nosotros.

El planeta tiene un tamaño cuatro veces más grande que la Tierra y es uno de los tres planetas que orbitan una estrella enana roja llamada Wolf 1061.

“Es un hallazgo particularmente emocionante porque los tres planetas son de masa suficientemente baja como para ser rocosos y tienen una superficie sólida, pero además Wolf 1061c se encuentra en la zona habitable donde podría ser posible la existencia de agua líquida y tal vez incluso la vida”, declaró el Dr. Duncan Wright de UNSW.

“Es fascinante pensar que una estrella vecina puede albergar un planeta habitable”

“Aunque se han encontrado otros planetas que orbitan estrellas más cerca de nosotros, los planetas no fueron considerados como remotamente habitables”, agregó Wright.

Estos planetas orbitan su estrella aproximadamente cada 5, 18 y 67 días. Sus masas son, al menos de 1, 4, 4,3 y 5,2 veces la de la Tierra, respectivamente. El planeta exterior está situado fuera del límite exterior de la zona habitable y también es probable que sea rocoso. Por otro lado, el planeta interior está demasiado cerca de la estrella y no podría ser habitable.

El equipo de UNSW hizo este hallazgo gracias a las observaciones realizadas por el espectrógrafo HARPS del telescopio de 3,6 metros del Observatorio Europeo del Sur en La Silla, en Chile.

Nuestro equipo ha desarrollado una nueva técnica que mejora el análisis de los datos de este instrumento para detectar planetas y hemos estudiado más de una década las observaciones de Wolf 1061

 Chris Tinney, cabeza del grupo de Ciencia Exoplanetaria en la UNSW

La distancia es el principal problema para llegar al planeta

Según explican los astrónomos, estos planetas cercanos se unen a las pequeñas pero crecientes filas de mundos rocosos potencialmente habitables que orbitan estrellas cercanas más frías que nuestro Sol.

La única pega de estos planetas es que están demasiado lejos de nosotros, aunque se puede decir que los planetas como el nuestro son abundantes en la Galaxia y los sistemas multiplanetarios también parecen comunes.

“La proximidad de los planetas alrededor de Wolf 1061 significa que hay una buena probabilidad de que estos planetas pueden pasar a través de la cara de la estrella. Si lo hacen, entonces puede ser posible estudiar sus atmósferas en el futuro para ver si son propicios para la vida”, aseguró el Dr. Rob Wittenmyer.

Los detalles de este descubrimiento serán publicados en la estimada revista científica The Astrophysical Journal Letters.

Fuente: Sciencedaily

No hay comentarios

Dejar una respuesta