Un esquema simplificado de cómo funciona el instrumento LEISA. Como la escena (en este caso, Plutón) se mueve a lo largo de la dirección de análisis, el sensor registra muchos fotogramas de vídeo en secuencia, cada parte de Plutón de la imagen aunque cada segmento del filtro lineal y construcción de un mapa espectral del objeto entero. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker
Un esquema simplificado de cómo funciona el instrumento LEISA. Como la escena (en este caso, Plutón) se mueve a lo largo de la dirección de análisis, el sensor registra muchos fotogramas de vídeo en secuencia, cada parte de Plutón de la imagen aunque cada segmento del filtro lineal y construcción de un mapa espectral del objeto entero. Crédito: NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

Cuando New Horizons sobrevoló Plutón el pasado verano, la sonda espacial registró unas espectaculares imágenes de la helada superficie del planeta con las cámaras LORRI y MVIC. También captó los entornos de plasma y polvo con los instrumentos PEPSSI, SWAP y COSUDE, pero uno de sus instrumentos logró grabar el primer vídeo tomado en los bordes del Sistema Solar.

Grabado con una cámara de 256 x 256 píxeles a menos de dos fotogramas por segundo, el espectrómetro de imágenes infrarrojas LEISA del New Horizons es extremadamente inteligente.

La toma de imágenes es 2-D al igual que en una cámara normal, pero estas capturas son llevadas a través de un filtro lineal variable. Un lado de la cámara sólo puede ver la luz de una determinada longitud de onda de luz infrarroja (luz que tiene longitudes de onda más largas de lo que pueden ver nuestros ojos), y cada fila de píxeles puede ver sutilmente diferentes longitud de onda.

Gracias a esta gama de longitud se pueden diferenciar superficies de hielo y otros materiales

Esta gama de longitud de onda fue seleccionada porque muchos hielos y otros materiales que existen en la superficie de Plutón tienen características espectrales en este rango de longitud de onda y permiten ser identificados mejor por los astrónomos.

Un segundo filtro lineal a un lado del reproductor de imágenes está diseñado para proporcionar una medición más fina del espectro en una región de especial interés entre longitudes de onda de 2,1 a 2,25 micras.

LEISA acumula un mapa bidimensional de la escena frente a la cámara con una medición del espectro infrarrojo (el brillo vs longitud de onda) en cada localización de la imagen.

Este colorido vídeo de Plutón fue grabado por el espectrómetro de imágenes infrarrojas LEISA durante un acercamiento ocurrido el 14 de julio. La película fue acelerada unas 17 veces frente a la velocidad normal de fotogramas, y los colores infrarrojo que ve LEISA fueron transformados en colores visuales. Créditos: NASA/JHUAPL/SwRI/Alex Parker

En la grabación se muestra un ligero cabeceo provocado por los propulsores del New Horizons, y también recoge la composición del planeta como bandas oscuras de arriba abajo que corresponden a la absorción de productos químicos y también otras bandas visibles en el planeta que representan la absorción de hielo y metano sólido.

Gracias a este vídeo se pudo comprobar que Plutón tiene hielo, de esta manera los expertos podrán utilizar los datos para un mayor seguimiento de cómo cambiará la superficie de Plutón según estas condiciones en los próximos años o décadas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta