Decir que ser vegetariano es traer beneficios para la salud y el medio ambiente podría no ser cierto, de hecho podría estar contribuyendo a la destrucción del ecosistema, según algunos científicos.

Un estudio de la Universidad Carnegie Mellon ha encontrado que muchos vegetales comunes requieren más recursos por caloría, y generan más gases de efecto invernadero que algunos tipos de carne.

Si bien la reducción del peso de la población en general se ha demostrado que afecta positivamente el medio ambiente, los científicos encontraron que la alimentación saludable conduce a un mayor impacto ambiental.

Los alimentos de cultivo producen un mayor desgaste climático que la carne

El estudio examinó el impacto del cultivo, el procesamiento y el transporte de los alimentos, así como los gastos por servicios, almacenamiento y otros factores, según Carnegie Mellon.

Los investigadores también midieron los cambios en el uso de energía, huella hídrica azul, y el gas de efecto invernadero (GEI).

bacon frito
bacon frito

“Comer lechuga supone tres veces más emisiones de gases de efecto invernadero que comer tocino”, dijo Paul Fishbeck, profesor de ciencias e ingeniería social.

“Un montón de verduras comunes requieren más recursos por caloría de lo que se imagina.

“La berenjena, el apio, y los pepinos se ven particularmente malos en comparación con la carne de cerdo o de pollo”.

Michelle Tom, una estudiante de doctorado en ingeniería civil y ambiental y Chris Hendrickson, el profesor de ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad Hamerschlag examinaron la cadena de suministros de alimentos y comprenden la relación entre obesidad en los EE.UU. y el medio ambiente.

El dilema y la batalla entre vegetarianos y personas que consumen carne está siempre en continuo debate. El consumo de alimentos tanto vegetales o animales traen consigo investigaciones que pueden apoyar el consumo o la propaganda de alimentos de comida rápida que en la mayoría de casos son con productos cárnicos.

Un vegetariano siempre apoyará el consumo de vegetales y frutas, alimentos que no pertenecen a animales sacrificados para la alimentación, aunque es una postura que empresas que elaboran sus productos de la carne animal.

No todos son beneficios para aquellas personas vegetarianas, el consumo sólo de productos no animal repercute en la ausencia de vitaminas que se obtienen de la carne, es por eso que su dieta es mucho más abundante para ocupar el nivel energético diario. Por otra parte aquellas personas que consumen carnes, acumulan toxinas que no favorecen positivamente en el metabolismo corporal.

Fuente: Dailymail

No hay comentarios

Dejar una respuesta