Los nuevos chips Samsung Bio-Processor pretenden mejorar los dispositivos wearables
Los nuevos chips Samsung Bio-Processor pretenden mejorar los dispositivos wearables

Samsung se ha centrado últimamente en los gadgets wearable, y su reloj Gear S2 demuestra que los surcoreanos realmente tienen su sitio en este mercado. Los esfuerzos de la compañía en lo que respecta estos dispositivos continuarán en el año 2016.

Los dispositivos wearable fueron bastante populares en 2015, sobre todo las pulseras para fitness, aunque también hubo grandes ventas para los relojes inteligentes.

Las empresas nos convencieron que realmente nos hace falta saber los pasos que hicimos en un día, qué tan buena forma física tenemos o cuál es el ritmo cardíaco en cualquier momento del día.

Para dar rienda suelta a las funciones de sus gadgets wearable, Samsung ha anunciado un nuevo procesador que combina todos los sensores relevantes que podrían atraer a los consumidores.

Denominado Bio-Processor, el nuevo hardware puede analizar el porcentaje de grasa corporal y de masa muscular, así como el ritmo cardíaco, la temperatura de la piel y el nivel de estrés al que es sometido el organismo.

También incorpora un microcontroller, un circuito integrado para la gestión del consumo energético y un espacio de almacenamiento de tipo eFlash.

Por ahora no se sabe en qué gadget estará integrado el nuevo procesador, pero hay varios diseños de referencia que en un momento dado podrían llegar al mercado, como por ejemplo una pulsera inteligente o un parche inteligente.

Los procesadores Bio-Processor estarán disponibles en la primera mitad del año 2016.

No hay comentarios

Dejar una respuesta