La metformina, un fármaco antidiabético, será probada en humanos a partir del próximo año  después de que los científicos descubrieran que podría ayudar a prolongar la esperanza de vida hasta los 120 años, según un estudio publicado por el diario The Telegraph.

La metformina es un medicamento utilizado desde hace más de 40 años en el tratamiento y la prevención de la diabetes mellitus tipo 2. Sobre todo se prescribe a las personas con sobrepeso que no pueden controlar los niveles de la glicemia sólo a través de la dieta y la actividad física.

Los medicamentos basados en la metformina pueden usarse de forma independiente o junto con otros fármacos antidiabéticos orales o con la insulina. Según el estudio publicado por Telegraph, este medicamento ayudó a disminuir las complicaciones crónicas de la diabetes en los pacientes con sobrepeso.

Los investigadores creen que la metformina también tiene la capacidad para desacelerar el proceso del envejecimiento, de modo que enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson aparecerían mucho más tarde.

Algunos estudios previos ya demostraron que la metformina puede prolongar la vida, aunque las pruebas sólo fueron realizadas en animales. Ahora, la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (Food and Drug Administration) dio su permiso para el comienzo de las pruebas con metformina en humanos.

Sería la intervención médica más importante en la era moderna, una capacidad para ralentizar el envejecimiento

Dr Jay Olshansky, Universidad de Illinois

Si demuestra su eficacia, la metformina podría ofrecer a las personas con edades de más de 70 años la posibilidad de tener la salud y la energía de una persona de 50 años, según los investigadores estadounidenses.

Los especialistas dicen que al tratar el proceso del envejecimiento también se podrán prevenir enfermedades degenerativas como el cáncer, la diabetes o la demencia.

El experto en envejecimiento Gordon Lithgow del Instituto Buck para la Investigación del Envejecimiento de California, dijo lo siguiente sobre el nuevo estudio:

“Si logras ralentizar el envejecimiento entonces ralentizas todas las enfermedades y patologías. Es realmente revolucionario”. “Tenemos todas las razones para creer que es posible. El futuro supone tomar los elementos de la biología que hemos estado desarrollando y aplicarlos a los humanos. Hace 20 años el envejecimiento era un misterio biológico. Ahora estamos empezando a entender qué es lo que ocurre”.

Un fármaco barato con efectos milagrosos

Los investigadores creen que la metformina, un medicamento realmente barato, es el mejor candidato para usarse en las pruebas clínicas. El fármaco aumenta el número de molécula de oxígeno liberadas dentro de una célula, lo que ofrece mayor robustez y longevidad.

El tratamiento ya fue probado en los gusanos C.elegans, y estos no sólo envejecieron con mayor lentitud, sino que también conservaron un buen estado de salud por un tiempo más prolongado.

Algo similar ocurrió con los ratones usados en las pruebas de este medicamento. Los roedores aumentaron su esperanza de vida en un 40%. A pesar de no haber sido probado en humanos, los científicos de la Universidad de Cardiff en Gran Bretaña descubrieron que los pacientes que recibieron como tratamiento antidiabético la metformina vivieron más tiempo que aquellas que no padecían esta enfermedad. En general, sus vidas fueron prolongadas por unos 8 años.

Las pruebas que debutarán el año que viene en Estados Unidos, llamadas Targeting Aging with Metformin o TAME, contarán con unos 3.000 sujetos con edades de entre 70 y 80 años, que actualmente padecen o corren el riesgo de padecer cáncer, enfermedades cardíacas o demencia.

Hasta un 50% más de vida

Actualmente, la esperanza de vida es de 82,8 años en el caso de las mujeres y de 78,8 años en el caso de los hombres, y los investigadores esperan un aumento de un 50% en su esperanza de vida. Los autores de este estudio creen que el descubrimiento de una “vacuna anti-envejecimiento” sería una mejor solución que hallar un tratamiento universal contra el cáncer.

Stephanie Lederman, directora ejecutiva de la Federación Estadounidense para la Investigación del Envejecimiento de Nueva York, quien también participará en este estudio, afirma que sólo desea encontrar una posibilidad de prolongar la vida sana, y no encontrar necesariamente la “fuente de la juventud”.

Otro estudio donde participaron unos 32.400 pacientes sacó a la luz que la metformina podría reducir considerablemente el riesgo de aparición de cáncer en los enfermos diagnosticados con diabetes de tipo II.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta