Agujero del Curiosity con sedimentos de sílice
Agujero del Curiosity con sedimentos de sílice

La NASA vuelve a proporcionar datos sobre el robot Curiosity que recorre Marte sin cesar. Esta vez unas perforaciones realizadas en el suelo han detectado altas concentraciones de mineral sílice, lo que arroja muchas más posibilidades de que el Planeta Rojo hubiera albergado vida.

Este hallazgo tuvo lugar en “Marias Pass”, una zona de contacto entre dos unidades de roca marciana situada cerca de la base del Monte Sharp. Es aquí donde el Curiosity encontró hace siete meses altas concentraciones de sílice de hasta un 90%. Tras este hallazgo se decidió seguir buscando para corroborar la existencia de mayores cantidades durante los posteriores 4 meses.

Recorrido del Curiosity
Recorrido del Curiosity hasta la fecha, donde se puede observar el lugar de las últimas perforaciones, en la región conocida como Marias Pass.

Los nuevos agujeros muestran una cantidad contundente de sílice, lo que conlleva a una mayor seguridad de la evidencia de agua en Marte. Los científicos no creen que haya vida en estas aguas ya que podrían ser demasiado saladas o tóxicas como para que incluso unos microorganismos pudieran vivir en ellas.

Las altas concentraciones de sílice describirían un lugar ácido

Otra de las curiosidades que tuvo lugar al agujerear el suelo de Marte, es que aparte de encontrar sílice también se descubrió tridimita. La tridimita es una rara forma del mineral sílice y es la primera vez que se encuentra este componente en Marte. Mientras que la tridimita es un material que se encuentra en los terrenos volcánicos de la Tierra, en Marte se ha encontrado en un depósito de sedimentos de grano fino, quizás el antiguo lecho de un lago.

“El rompecabezas que Marte nos ha presentado es muy complicado” declaró Albert Yen, miembro del equipo de Curiosity en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, durante una rueda de prensa.

”Estamos tratando de entender de dónde viene el alto sílice y qué implicaciones tiene para la historia acuosa de Marte”.

El Curiosity sigue su camino hasta el Monte Sharp enviando todo tipo de pruebas de Marte para la posterior interpretación de los científicos, que cada día están más cerca de descubrir todos los entresijos del Planeta Rojo. A día de hoy una cosa está clara, y es que Marte es casi tan complejo que la Tierra.

Fuente: Gizmodo

No hay comentarios

Dejar una respuesta