En el mundo del entretenimiento probablemente no hubo una batalla más feroz que la que se lleva a cabo entre los PCs y las videoconsolas. Actualmente, la mayoría de los usuarios se preguntan qué es mejor elegir: ¿Un PC para gaming o una consola para gaming?

La disputa entre los fans del PC y los usuarios de las consolas se remonta además a muchos años en el pasado. Desde el momento en que las consolas volvieron a dominar a los PCs en los años ’90, tras un breve período de liderazgo de los juegos para PC, la industria de gamers creció acostumbrada a unos títulos excepcionales tanto en las consolas como en los PCs.

Mientras juegos como Halo, Gears of War, Red Dead Redemption o Call of Duty ganaron millones de fans en las consolas, títulos como Rome Total War, DOTA, World of Warcraft o Counter Strike siguen siendo unos enormes símbolos del poder de los PCs en la industria de los videojuegos.

Aun así, la mayoría de la gente no sabe qué es mejor elegir entre en un PC optimizado para juegos y una consola. Es cierto que en el ámbito de las consolas también se abarcan los juegos dedicados a Nintendo, pero probablemente es mejor ubicar estos títulos en una categoría de nicho en lugar de considerarlos juegos en el sentido moderno y competitivo de la palabra. De este modo, vamos a presentar algunos argumentos que apoyan honestamente las ventajas y desventajas de las videoconsolas y los PCs a la hora de ofrecer unas buenas experiencias de juego.

¿PC o consola para juegos? – El argumento financiero

En este capítulo, tanto las consolas como los PCs traen sus ventajas y desventajas. A la hora de comprar un nuevo dispositivo, ya sea PC optimizado para videojuegos o una consola, el comprador deberá tener en cuenta algunos detalles bastante importantes: los juegos de las consolas siempre estarán optimizados a la perfección para cualquier consola, mientras que los títulos de PC no siempre. También conviene destacar que los juegos de las consolas suelen costar el doble frente a los juegos de PC y a menudo tendrán una peor pinta que estos últimos.

GameStop

Aun así, si tuvieras que gastarte más dinero en los juegos tras haber comprado la consola, es bueno saber que el precio de una videoconsola nueva es mucho más bajo (normalmente la mitad) que el de un PC dedicado a los juegos.

En pocas palabras, los gamers de PC tendrá que gastar más cada 3 años para actualizar los componentes o incluso comprarse un PC nuevo, mientras que un jugador de consolas tendrá que pagar menos por una nueva generación de consolas que puede durarle hasta 7 u 8 años. Aun así, estos últimos pagarán más por cada nuevo juego adquirido (a no ser que acudan a tiendas como GameStop donde podrán comprarse juegos de segunda mano más baratos). Más o menos se tendrá que desembolsar la misma cantidad de dinero pero en diferentes intervalos de tiempo, y con experiencias de juego también diferentes.

¿PC o consola de juego? – El argumento ergonómico

Depende mucho cómo te gusta jugar, en qué posición. El juego en el PC normalmente supone estar sentado en una silla, delante de un monitor de tamaño mediano con un ratón y un teclado como accesorios de control. La posición que adoptas jugando en un ordenador no es de las más cómodas que hay. Con el tiempo tu espalda se doblará y no pocas veces te levantarás con dolores de espalda y cuello.

Por otro lado, si juegas en una consola podrás conectarla a un televisor y tú podrás sentarte en un sofá o en un sillón a varios metros distancia del monitor. Evidentemente, esta posición es mucho más cómoda, y a menudo puede ofrecerte experiencias similares a la visualización de una película.

Sillón ergonómico para PC
Sillón ergonómico para PC

Desde este punto de vista, las consolas son las claras ganadoras. Aun así, la flexibilidad del PC puede ofrecer experiencias similares con algunas modificaciones, como puede verse en la imagen que hay más arriba, donde el escritorio fue adaptado para brindar mayor comodidad delante del PC.

Puedes optar por un PC para gaming o una videoconsola, pero antes debes tener en cuenta lo siguiente: el PC permitirá la conexión de cualquier mando de consolas, y sus salidas HDMI te dejarán proyectar los juegos en un televisor. Así podrías disfrutar de World of Warcraft o CS desde la comodidad de tu sofá como si estuvieras jugando en una consola.

De todos modos, la conclusión final es que las consolas tienen varias ventajas en materia de ergonomía frente a los PCs.

¿PC para gaming o consola para gaming? – El argumento de los juegos

Depende mucho qué tipo de juegos te gustan. Si te apasionan los títulos de estrategia, acción, FPS o RPG, entonces un PC podrá ejecutar cualquiera de ellos de forma nativa. ¿Por qué? Porque cada juego que apareció tanto en consolas como en PCs fue diseñado y optimizado desde cero para PCs.

Cualquier arma, nivel u objeto fue creado en un PC, y las pruebas de los juegos se realizan también en ordenadores. Apenas en los períodos finales del proceso de desarrollo se empiezan a usar emuladores para consolas y empiezan a surgir las primeras optimizaciones. No obstante, esto no tiene nada que ver con la optimización de los juegos en PC, que es una historia completamente diferente que puede finalizar en tragedia (como en el caso de Arkham Knight).

Digamos que eres un fan de los juegos FPS y te encanta Counter Strike, pero observas el enorme éxito de Call of Duty y te gustaría probarlo en tu consola. Deberías saber que no hay ningún shooter en primera persona para consolas que no utilice asistencia de puntería. Aunque sea imperceptible, esta función existe para que la precisión del mando imite al máximo la precisión de un ratón.

Títulos como Counter Strike 5 nacieron para ser jugados en PC
Títulos como Counter Strike 5 nacieron para ser jugados en PC

Aunque la mayoría de los gamers de consolas dirán que el asistente de puntería es tan pequeño que no merecería ser tomado en cuenta, la existencia de este software enfadaría a muchos jugadores empedernidos de Counter Strike, pues en el mundo de los jugadores profesionales cualquier interferencia de un software que te ayuda a apuntar no sólo es vergonzoso, sino que también es considerado un truco que te pondría en el riesgo de recibir un baneo permanente.

Cuando se trata de otros juegos competitivos, como los juegos de estrategia, las consolas quedan totalmente descartadas porque carecen de ratón y teclado. Es prácticamente imposible jugar a DOTA o Starcraft en una consola, porque no tienes con qué. Desde el inicio, el público interesado en estos juegos ignorará por completo las consolas.

Algunos dirían que sí hay algún juego competitivo apto para las consolas. Por ejemplo, podrás jugar en el modo competitivo tanto en PC como en consolas al Mortal Kombat o Street Fighter, aunque estos dos títulos caben más bien en la categoría de juegos e-sports, ya que cuentan con campeonatos donde los jugadores luchan con sus personajes favoritos usando su talento como cualquier otro jugador de Dota 2.

Descubre qué es mejor elegir entre consolas o PC

 

Aparte de los títulos mencionados más arriba, también conviene señalar algunos títulos que no tienen nada que ver con las limitaciones del mando o con determinadas plataformas de juego, sino con el marketing. Estos títulos o bien fueron limitados por sus fabricantes por falta de fondos o simplemente para forzar a los usuarios a adquirirse una determinada consola, de modo que no aparecen en todas las plataformas a pesar de poder tener compatibilidad con cualquier medio.

Entre estos juegos con este tipo de exclusividad se encuentran Halo para Xbox, Red Dead Redemption para Xbox y PlayStation, la serie Uncharted para PlayStation, God of War para PlayStation y Gears of War para Xbox. En esta polémica lista también podría entrar la serie GTA que prefiere lanzar sus títulos con exclusividad temporal en Xbox y PlayStation para después de un largo período llegar también a los PCs.

Estos juegos fueron creados sobre todo por estudios que están en posesión de los grandes fabricantes de las consolas, como Sony, que prefieren atraer al máximo número de potenciales usuarios para que le compren sus consolas PlayStation para poder disfrutar de títulos como Uncharted o God of War.

Este tipo de marketing es bastante polémico, ya que aísla a los dueños de otras plataformas que no pueden disfrutar de un producto porque cierta empresa determinó limitar su disponibilidad.

Halo es exclusivo de Xbox
Halo es exclusivo de Xbox

En pocas palabras, el factor de los juegos existentes es quizás uno de los más importantes, y deberías saber con antelación qué títulos quieres jugar antes de elegir tu consola. Si sabes que vas a jugar a Halo entonces tendrás que comprarte Xbox. Si quieres jugar a Assassin’s Creed también podrías comprarte un PC y tener una experiencia quizás mejor que en la PlayStation.

Finalmente, conviene señalar posiblemente el mayor inconveniente de las consolas frente a los PCs, concretamente que el multijugador suele estar limitado si no pagas por una suscripción Premium. Si eres gamer en Xbox o la PlayStation, tendrás que suscribirte a Xbox Live Gold o PlayStation Plus para poder disfrutar plenamente del multijugador.

Es cierto que este tipo de cuentas trae también algunas ventajas como por ejemplo juegos gratuitos cada mes para los miembros, pero no podrás charlar con tus amigos por el chat si no tienes una suscripción. Es redundante decir que cualquier multijugador es gratuito en el PC y viene con el juego comprado con todos sus contenidos.

PCs de juegos vs. Consolas de juegos – El argumento técnico

El argumento técnico puede ser dividido en dos partes, la experiencia técnica del usuario y la experiencia técnica del desarrollador.

Mientras que los PCs son como unos bólidos de carreras que pueden ser mejorados en cualquier momento por los jugadores, las consolas suelen ser llevadas a sus límites mucho más a menudo por los jugadores, quienes a menudo tratan de reproducir juegos de última generación cuando las consolas ya tienen 5 años o más de antigüedad.

Como la tecnología de las consolas se queda vieja rápidamente, sobre todo si pasaron más de 5 años desde su lanzamiento, los desarrolladores de las mismas necesitan acceder a todos los recursos posibles, sobre todo a la memoria de vídeo, con el fin de hacer que un título marche bien y tenga una pinta más o menos aceptable en un dispositivo realmente obsoleto.

La principal ventaja de las consolas es que los desarrolladores no están limitados como en los PCs que andan con DirectX. Las consolas normalmente usan APIs creadas por los fabricantes de las consolas sobre arquitecturas de AMD. Las consolas Xbox usan DirectX, mientras que la PlayStation usa OpenGL o Vulkan. Con su ayuda, los desarrolladores pueden acceder a los recursos de una consola con mayor facilidad que a los recursos de un PC, exprimiendo al máximo las capacidades de las consolas.

Hay diferencias de un desarrollador a otro, pero la razón por la cual muchos prefieren las APIs de la PlayStation es porque viene optimizada de maravilla para AMD. Vulkan o Mantle pueden acceder mucho mejor a los recursos de memoria ofrecidos por una tarjeta gráfica AMD frente a lo que puede el DirectX de Microsoft.

Aunque DirectX 12 ya experimentó muchas mejoras frente al DirectX 11, parece que no es lo bastante avanzado o flexible como para ofrecer velocidades constantes de 30 fotogramas por segundo con todos los detalles activados para cualquier juego.

¿Cómo afecta esto la experiencia del jugador? Pues aparece la percepción de que la PlayStation es mucho mejor, porque la gestión de los recursos y sobre todo de la memoria gráfica tiene lugar con una mayor velocidad frente a la Xbox.

Gamer
Gamer

¿Cómo se compara todo esto con los PCs? Depende mucho de los equipos que optimizan los juegos en PC. La optimización de los juegos para PC es muy complicada por diversas razones. Por ejemplo, los juegos se optimizan en gran parte usando una sola API, la DirectX de Microsoft, mientras que los componentes pueden proceder de una amplia cantidad de fabricantes.

Los jugadores de PC pueden usar componentes de Intel, Nvidia o AMD en cualquier combinación posible, de modo que cualquier proceso de optimización es un infierno. Por esta razón los juegos tienen unos requisitos mínimos, pero en ningún caso como aquellos de las consolas.

¿Actualmente disfrutas de un juego con resolución Full HD con todos los detalles al máximo y un framerate de 60FPS en un PC potente? Bueno, disfruta cuanto puedas porque en corto tiempo apenas podrás ejecutar en ese PC títulos en general, mientras que las consolas se beneficiarán 7 años seguidos de las modestas 30 fotogramas por segundo.

En definitiva, no importa demasiado cuál plataforma de juegos es mejor, sino qué tipo de juegos te gustaría reproducir. Asimismo, es muy importante también qué juegos suelen jugar tus amigos. Si todos tus amigos reproducen Dota 2 o Counter Strike claramente no necesitarás una consola. Si tienes amigos que juegan a Call of Duty, Halo, Mortal Kombat o Fifa todos los días, entonces lo ideal sería comprarte una consola.

También debes pensar en si quieres convertir tu PC en un equipo de entretenimiento, o si sería preferible tener un PC para tareas como el trabajo, proyectos de oficina y navegación web, mientras que la consola únicamente para entretenerte. Así tendrías estas dos partes de tu vida mejor separadas.

¿Y tú dónde prefieres disfrutar de tus juegos? ¿En el PC o en una consola? ¿Cuál te parece mejor? Esperamos tus opiniones más abajo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta