Smart TV

En general, una Smart TV es diferente de una televisión ‘normal’ por dos simples razones: está conectada a la red y cuenta con aplicaciones nativas para distintos servicios, como por ejemplo, YouTube, Netflix, Twitter o incluso juegos como Angry Birds.

¿Suena genial no? El televisor podrá conectarse a internet de una forma muy simple y en cuestión de minutos podrás estar viendo una serie en Netflix o explorando tus canales favoritos de YouTube, todo sin necesidad de tener conectado un gadget adicional, lo que aparte de ahorrarte dinero, también te ahorrará espacio.

El verdadero problema de las Smart TVs

El principal problema con el que nos enfrentamos a la hora de adquirir una Smart TV es el software. Las compañías responsables de realizar el sistema bajo el que corren las aplicaciones de la Smart TV son los propios fabricantes de estas, lo que hace que ni el diseño ni las funciones marchen como deberían y hasta ahora ninguna interfaz nativa da una sensación refrescante, pues todas parecen viejas y aburridas.

Esto no es solo una opinión, es un hecho que abala un reporte del NPD Group, dejando ver que tan solo el 10% de los poseedores de una Smart TV han usado el navegador web que integran y sólo el 15% usan las aplicaciones de los servicios de streaming musical que vienen integradas.

Anuncios interactivos en Smart TV de Samsung
Anuncios interactivos en Smart TV de Samsung

Además, por ahora ningún fabricante se preocupa por actualizar su sistema interno, haciendo que los nuevos servicios no sean compatibles y en otros casos más graves, hay servicios que solo funcionan con algunos modelos de Smart TVs, de modo que si quieres tenerlo te verás obligado a adquirir el televisor en cuestión, y aun cuando lo adquieras seguramente te enfrentarás a una interfaz lenta que terminará por alejarte.

Tu Smart TV te espía y estudia tus hábitos de visualización

Si eres una persona preocupada por su privacidad seguramente después de leer esto apagarás y tirarás tu Smart TV. Muchas compañías agregan software en segundo plano que envía datos de lo que ves o escuchas directamente a diversos anunciantes. Por ello después de ver un programa o serie podrías encontrarte en el móvil o en la PC un anuncio que “llame tu atención.”

Empresas como Vizio, LG o Samsung te dan la opción de desactivar el seguimiento, sin embargo, otras, como Panasonic, no te dejan desactivar nada e incluso llegan a mostrarte publicidad cuando subes el volumen o pausas una película que ni siquiera ves a través de uno de los servicios conectados al televisor. Perturbador ¿cierto?

Samsung Smart TV

No quiero una Smart TV ¿Qué opciones tengo?

En lugar de una Smart TV deberías comprarte una televisión sin funciones extra y conectarla a una de las tantas opciones de reproductores multimedia que hay ahora en el mercado, que suplirá directamente las funciones ‘inteligentes’ de una Smart TV y lo hará de mejor forma.

Existe una gran variedad de set-boxes en el mercado, pero a continuación te dejamos las opciones que, en nuestra opinión, son las mejores:

  • Roku: El reproductor multimedia Roku no solo es la opción más completa del mercado, sino también una de las más baratas. Por tan solo 50 dólares podrás disfrutar de un más de 450 canales de servicios de música y vídeo. Roku también ofrece una aplicación de control a distancia para el iPhone y Android que podrá convertir tu smartphone en un mando.
  • Chromecast: El reproductor multimedia de Google es también una opción muy completa y accesible para los usuarios. Por solo 35 dólares podrás disfrutar de un gran número de aplicaciones compatibles. Lo mejor es que no hace falta un mando remoto, ya que puedes administrar y manejar tu televisor usando una tableta o teléfono con iOS o Android. Además, el Chromecast 2 también te ofrece la posibilidad de ver en un monitor la pantalla de tu smartphone, y los contenidos se cargan con mucha más rapidez gracias al uso de un hardware mejorado.
  • Apple TV: Apple ofrece su nueva caja multimedia por un precio que parte desde 179 euros en función del espacio de almacenamiento que necesites. Te permitirá reproducir contenidos desde iTunes, Netflix, HBO Go y Hulu Plus en tu televisor. También cuenta con la función AirPlay, de modo que si ya eres usuario de Apple y tienes un Mac, iPhone o iPad, podrás aprovechar AirPlay para realizar streaming de contenidos desde la pantalla de tu dispositivo a tu televisión de forma remota. Es un dispositivo ideal para aquellos que ya tengan dispositivos de Apple o quieren acceder a iTunes desde la TV.
  • Amazon Fire TV / Fire TV Stick: Amazon también tiene un dispositivo que se conecta al televisor y que permite a los usuarios ver contenidos en streaming. Ofrece soporte para Netflix, Hulu, Amazon Prime Videos y otros más. Su interfaz es muy sencilla y el hardware es bastante más rápido que el de los competidores.

Si tienes una consola de videojuegos definitivamente no necesitas una Smart TV

Seguramente si tienes una consola de videojuegos te has dado cuenta de que también tiene soporte para aplicaciones multimedia. Una vez que pruebes la interfaz de la Smart TV y la compares con la de tu consola seguramente elegirías esta última.

Interfaz de la PS4
Interfaz de la PS4

En conclusión, olvídate por unos años de las Smart TVs, ya que no son tan buenas como algunos pueden pensarlo. Puede que el hecho de traer “Smart” en sus denominaciones dé la sensación de que pueden hacer mil cosas, pero en realidad es mucho mejor invertir el dinero en un televisor que tenga calidad excepcional para luego comprarte algún set-top box capaz de entregarte contenidos multimedia en streaming. Ahorrarás más dinero y las prestaciones serían las mismas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta