Teléfono flexible

Si en el año 2015 ya vimos considerables avances en el mundo de los teléfonos móviles, las sorpresas que nos brindará el 2016 serán aún más interesantes.

El 2015 fue un buen año para la industria de los smartphones, con algunos momentos bastante destacados. Merece la pena recordar el nuevo diseño implementado por Samsung en sus teléfonos. La compañía surcoreana trabajó día y noche para sorprender a los usuarios con un teléfono futurista, y la verdad es que consiguió llamar mucho la atención cuando finalmente presentó los nuevos modelos Samsung Galaxy S6 y Samsung Galaxy S6 Edge.

También hemos presenciado la llegada y rápido avance del nuevo conector USB-C en la industria de los móviles con la llegada de modelos como el OnePlus 2, Nexus 5X o su hermano el Nexus 6P. Tampoco hay que olvidar el lanzamiento por parte de Sony del primer smartphone del mundo con pantalla 4K.

Teniendo en cuenta todos los productos que llegaron este año, tenemos razones para ser optimistas en lo que concierne el año que viene. A continuación vamos a hablar sobre algunas de nuestras expectativas para la industria móvil en 2016.

Android seguirá siendo el sistema operativo más popular en 2016

A lo largo del 2015, Android perdió terreno frente a iOS en algunos casos. En gran parte debido al enorme éxito de los nuevos teléfonos de Apple, el iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, que se vendieron como el pan caliente desde el primer día de su lanzamiento. Por ejemplo, en Estados Unidos, el iPhone llegó a tener una cuota de mercado del 42%, y sus cifras son igual de altas en Inglaterra y Francia.

Smartphone con Android 6 Marshmallow
Android es más popular que iOS actualmente, pero eso podría cambiar en 2016

Aun así, Android sigue siendo el sistema operativo más popular para móviles, gracias a la gran cantidad de dispositivos que ganaron terreno en mercados emergentes. Probablemente la situación no cambiará el año que viene, aunque podríamos presenciar un mayor aumento del número de teléfonos con Windows, pues los nuevos modelos Microsoft Lumia y Windows 10 han llamado la atención de muchos consumidores que necesitaban un cambio.

El USB-C será adoptado por cada vez más dispositivos

El cable USB de tipo C trae dos conectores idénticos y reversibles que facilita la recarga y acelera las transferencias de datos gracias a la compatibilidad con el estándar USB 3.1. Además, Pocket-lint asegura que esos pequeños conectores permitirán la creación de unos teléfonos todavía más delgados en el futuro.

Cable USB 3.1 de tipo C

 

Como ya lo mencionamos más arriba, algunos teléfonos como el OnePlus 2, Nexus 5X o el Nexus 6P están equipados con estos cables, aunque no significa que no podrás usarlo en otros dispositivos. Hace un tiempo, un ingeniero de Google publicó algunos datos según los cuales los cables USB de tipo C fabricados por OnePlus podrían provocar algunos daños importantes.

Y es que las especificaciones de los cables no parecen compatibles con los teléfonos Nexus o con el Chromebook Pixel. Los cables OnePlus usan un resistor 3ª, en lugar del “Default USB Power”, un hecho que podría llevar a un fallo en el puerto USB o el cargador.

Nuevos teléfonos con pantallas 4K

El Sony Xperia Z5 Premium, lanzado este año, fue el primer teléfono con una resolución 4K, pero no sé si realmente necesitamos tantos píxeles para un dispositivo tan pequeño. Algunos creen que sí. A pesar de los 800 píxeles por pulgada que ofrece el Xperia Z5 Premium, los usuarios difícilmente podrán notar alguna diferencia entre esa resolución y la de un teléfono con pantalla 2K. Es más, los contenidos 4K son muy escasos en este momento, de modo que raras veces podrás disfrutar de la pantalla que ha incorporado Sony.

Xperia Z5 Premium

Además, la batería de 3.430 mAh garantiza una autonomía de hasta un día de uso intenso a los smartphones con pantallas Full HD. Probablemente habría que recargar más de una vez al día un teléfono como el Xperia Z5 Premium si sólo lo usas para la visualización de contenidos 4K.

Tecnologías tipo 3D Touch en dispositivos Android

El 3D Touch es capaz de diferenciar entre una presión suave y una más fuerte, realizando diversas acciones en función de esto y multiplicando de este modo las posibilidades de interacción con el teléfono.

Para conseguir esta prestación se han usado varios sensores que le permiten al usuario pulsar sobre cualquier lugar de la superficie del touchpad. Los sensores trabajan juntos con un “Taptic Engine”, un dispositivo que crea movimiento en línea recta. Este motor detecta cualquier pulsación y genera una respuesta para que el usuario sepa que su solicitud fue grabada. De este modo, el usuario tiene la sensación de que hizo un click, cuando en realidad no se pulsó ningún botón físico.

3D Touch en el iPhone 6

Según los últimos rumores que circulan en la web, parece que Samsung también desarrolla una pantalla sensible al tacto que reacciona de diferentes maneras, según el nivel de presión aplicado en la pantalla. El dispositivo es capaz de notar los cambios que tienen lugar en el campo electromagnético, transformándolos así en comandos. Independientemente de la tecnología usada, seguramente el futuro Galaxy S7 tendrá algo parecido al Force Touch.

Sensores para el reconocimiento del iris

Dos de las empresas que aparentemente desarrollan este tipo de tecnología son LG y Samsung. En el caso de Samsung, la tecnología de reconocimiento del iris está en fase de desarrollo en manos de Irience, una empresa surcoreana cuyo trabajo se centra en las tecnologías biométricas. El desarrollo se encuentra en estado avanzado, puesto que ya hay módulos de hardware listos para esta tecnología.

LG también parece haber recurrido a los servicios de una empresa coreana especializada en la biometría para integrar su tecnología de reconocimiento del iris en su futuro buque insignia. Por ahora no sabemos qué planes tiene Apple en este sentido.

Tecnologías de recarga ultrarrápida

Según apunta Phonearena, Huawei es una de las empresas que más se implica en el desarrollo de una tecnología para la recarga ultrarrápida de los dispositivos móviles. La solución desarrollada por ellos sería unas diez veces más rápida que la utilizada por los actuales smartphones. La mayoría de las pruebas realizadas por los chinos fueron con una batería de 600 mAh, a la que lograron recargar hasta un 68% en sólo dos minutos.

Esta tecnología aún está en fase de desarrollo, pero esperamos presenciar su debut oficial en el mercado a lo largo del año que viene.

Nuevos métodos de pago con el teléfono móvil

Samsung y Apple, dos de las empresas más importantes en la industria de los móviles, ya cuentan con sus propios sistemas de pago. Apple Pay requiere la vinculación de una tarjeta con Passbook, y en el establecimiento puedes pagar con un iPhone 6 o un Apple Watch. Ya no necesitas dinero al contado, ni tarjetas bancarias. Este método no es demasiado innovador y de hecho existe desde hace varios años.

Por otro lado, Samsung Pay, ya funciona con todos los dispositivos de cobro capaces de leer tarjetas inalámbricas. Y las tarjetas de lealtad de algunas tiendas podrán ser guardadas en los móviles de Samsung, para que no tengas que preocuparte de olvidar tu tarjeta en casa justo en el día de las rebajas.

Otra gran compañía que tendrá su propio método de pago será LG. Los coreanos cerraron un acuerdo de colaboración con los mayores productores de tarjetas del país, Shinhan Card y KB Kookmin Card, con el fin de lanzar su propia plataforma de pago por móvil.

Lamentablemente, según informa Android Central, LG no ofreció ningún detalle relacionado con la fecha en que este sistema será introducido oficialmente.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta