Rare logo

Es común que cuando se desarrolla un juego existan muchos cambios antes de llegar a un producto final, e incluso hay ocasiones en las que el desarrollador en cuestión cambia totalmente de ideas y desecha productos en fases avanzadas de desarrollo. Esto es lo que le ha sucedido a Dream y su sucesor Banjo-Kazooie.

Rare, la empresa detrás del histórico Banjo-Kazookie, ha lanzado un mini documental que muestra a Dream: Land of Giants, un juego que fue su predecesor.

Inicialmente pensado como un RPG para el Super Nintendo, Dream: Land of Giants tiene el mismo diseño gráfico que Donkey Kong Country, un estilo artístico que todos podemos distinguir.

Dream usaría una perspectiva isométrica para mover al jugador por una aventura con misiones en las que debía combatir con piratas malvados. Después, el proyecto migró para hacer una versión para la Nintendo 64 y fue aquí cuando la compañía perdió interés en la historia remplazando al personaje por un oso. Lo que sigue después ya es historia.

Por supuesto, no todo fue desechado, algunos elementos (como la temática pirata y el ambiente) continuaron y fueron adaptados a otro título, Banjo-Kazooie, dando como resultado el juego que hoy conocemos.

Rare mencionó en esta entrevista que también estaba creando una secuela de Conker’s Bad Fur Day que tampoco vio la luz, al igual que tampoco lo hizo la versión original de GoldenEye 007 porque Nintendo la consideraba muy violenta, y por lo tanto, los desarrolladores tuvieron que modificarla y relanzar el juego con un formato más ligero.

Si te has sentido sentimental por esta noticia te agradará saber que la compañía lanzó Rare Replay, una compilación de sus mejores éxitos que ahora se puede jugar en Xbox One. Por supuesto, Dream: Land of Giants no estará incluido en este catálogo.

Vía: DigitalTrends

No hay comentarios

Dejar una respuesta