Toyota Mirai junto a una estación de hidrógeno
Toyota Mirai junto a una estación de hidrógeno

Debido a la poca cantidad de estaciones de hidrógeno repartidas por el territorio de California, Toyota ha decidido instalar bombas móviles de hidrógeno en sus concesionarios.

Por ahora el número de estaciones de hidrógeno disponibles en California pueden ser contadas con los dedos de las manos, pues según la EPA hay únicamente 10. Esta es probablemente la razón por la cual Toyota decidió poner estaciones temporales de hidrógeno en los concesionarios que venden el nuevo coche con pilas de combustible por H2 de la gama Mirai.

Por ahora, el nuevo Toyota Mirai no tiene demasiados compradores, pero la compañía asegura que la demanda es muy alta, aunque sólo planea vender unas 1.000 unidades al precio de 57.500 dólares en el mercado estadounidense.

Para finales de 2017, Toyota planea distribuir unas 3000 unidades del Mirai sólo en EEUU, y probablemente una cifra similar o algo inferior en el resto del mundo.

El portal Bloomberg asegura que las nuevas estaciones de hidrógeno tienen la limitación de que sólo pueden llenar medio tanque en el Mirai, lo que le daría al coche una autonomía de 240 kilómetros.

“Sentimos que era un paso necesario para ayudar a suministrar combustible de hidrógeno a los clientes del Mirai que están ahora mismo en las carreteras”, declaró Doug Coleman, gerente de marketing para vehículos de pilas de combustible en Toyota.

Al parecer, la demanda de estos vehículos es tan alta en Estados Unidos y Japón que si alguien realizaría un pedido ahora mismo en Japón tendría que esperar hasta el año 2019 para recibir el nuevo coche.

El año pasado, Toyota dijo que trabajará con FirstElement Fuel para la construcción de estaciones de hidrógeno. Otros fabricantes de automóviles que venden coches por hidrógeno, como Honda, hicieron inversiones similares. La organización CAFCP de EEUU asegura que ahora mismo están en desarrollo otras 45 estaciones de hidrógeno sólo para California.

No hay comentarios

Dejar una respuesta