Huesos hallados en Maludong

Hace miles de años en una región del sur de China, diferentes especies de seres humanos antiguos podrían haber estado conviviendo más de lo que se pensaba.

Los investigadores que estudiaron un pedazo de hueso del muslo encontrado en China de una antigua especie de humanos, indican que éstos podrían haber sobrevivido hasta la última Edad de Hielo, hace tan sólo 14.000 años. Esto significaría que habrían vivido en la misma región durante el tiempo en que fue habitada por otras cuatro especies de humanos.

El nuevo estudio se refiere a un fragmento del antiguo hueso de un muslo que se estuvo en un museo durante los últimos 25 años.

Originalmente hallado en Maludong (o Cueva del Ciervo Rojo) en la provincia China de Yunnan en 1989, el trozo de hueso inicialmente podría parecer bastante corriente. Pero los investigadores que estudiaron el fragmento han sugerido que la morfología de la pieza indica que podría ser en realidad de un ser humano “pre-moderno”.

Según los investigadores, la forma larga y delgada del hueso se encontró en los seres humanos pre-modernos como el Homo habilis u Homo erectus, los cuales eran mucho más primitivos. Antes se pensaba que estas especies de humanos antiguos se extinguieron hace 1,5 millones y 70.000 años respectivamente.

Los investigadores toman precauciones en afirmar el hallazgo

“Su corta edad sugiere la posibilidad de que los seres humanos de aspecto primitivo podrían haber sobrevivido hasta muy tarde en nuestra evolución, pero tenemos precaución, ya que es sólo un hueso”, dijo el profesor Ji Xueping, quien co-dirigió el estudio que fue publicado en la revista PLoS ONE.

Si lo que sugieren es verdad, entonces significaría que las especies mayores que habrían vivido en la zona tropical del sur de China coincidían en el tiempo no sólo con los humanos modernos, o el Homo sapiens, sino también con los neandertales, los llamados “hobbits” de la isla de Flores, en Indonesia, y los homínidos de Denisova, que son conocidos sólo por unos pocos fragmentos pequeños de huesos y dientes hallados en Siberia.

El entorno único y el clima del suroeste de China como resultado de la elevación de la meseta del Tíbet pueden haber proporcionado un refugio para la diversidad humana, tal vez con grupos pre-modernos que llegaron a sobrevivir hasta muy tarde

Ji Xueping

Los investigadores, sin embargo, toman precauciones a la hora de lanzar esta hipótesis. “El caso tiene que ser construido lentamente con más descubrimientos de huesos”, aseguró Darren Curroe, quien también co-dirigió la investigación.

Este curioso hallazgo nos aporta más información de nuestros antepasados y de nuestra evolución a lo que hoy somos como especie humana.

Fuente: iflscience

No hay comentarios

Dejar una respuesta