edward norton

Se suele decir que en los años 90 hubo de todo, una década que quizás empezó de una manera rara. En los primeros años vivimos aquel estado de indefinición y quizás resaca de los creativos años 80. Lo llamaron “Generación X”, parecía que nadie sabía donde iba, algo a lo que ayudó el “Grunge”, parecía que la reflexión y el hastío se establecía en un mundo que a medida que avanzó la década vio como la difusión de internet y un cambio grande a todos los niveles, incluido el cine y la música.

Ahora te vamos a mostrar algunas de las películas más destacadas, combinando el éxito en taquilla con la calidad.

Leaving las Vegas

Esta película dirigida por Mike Figgis en 1995 podríamos decir que sirvió para situar a su protagonista Nicholas Cage entre los actores más solicitados y mejor pagados. Su merecido Oscar hizo que albergara la industria la esperanza de que podía ser uno de los mejores actores del momento. Los años han demostrado que quizás por seleccionar mal los papeles o por esperar mucho de él no ha respondido a las expectativas. En la película también se encontraba Elisabeth Shue, una actriz al que este éxito quizás le llegó un poco tarde (a punto de cumplir los 40), una edad complicada en Hollywood. Una historia triste de un alcohólico que emprende su último viaje con una prostituta como compañera. Imprescindible, como también la banda sonora de Sting.

Beautiful Girls

En 1996 Ted Demme dirigió a un elenco de actores increíbles para contar una historia no menos buena. Entre ellos citamos a unos cuantos: Timothy Hutton, Matt Dillon, Uma Thurman, Mira Sorvino, Michael Rapaport, todos ellos entre los más renombrados de la década y algunos siguen en la cresta de la ola. A pesar de todos estos nombres, todos los que la han visto destacan el trabajo de Natalie Portman, que siendo una niña cautiva a los espectadores con la seducción que produce a un Timothy Hutton que se encuentra en la crisis de los 30 y no sabe que hacer con su vida. Una delicia de película.

Trainspotting

Uno de las filmes sin duda de la década, 1996 el año en que Danny Boyle dio la sorpresa con esta película británica que a pesar de los años sigue luciendo actual. Banda sonora de lujo y variada para reflejar el mundo de los drogas. Dura y divertida, caliente y fría, a este film le da para contentar a todos, es tan real que como algunos críticos de la época decían, debía ser de obligado visionado en los institutos.

El Gran Lebowski

Los hermanos Cohen hicieron un trabajo soberbio en esta película que ya es un clásico para muchos. Jeff Bridges, John Goodman, Steve Buscemi son 3 amigos que van a jugar a los bolos y viven una vida aburrida, sin grandes alicientes. De repente todo cambia y una coincidencia de nombre abre el camino de la historia, algunas escenas no se olvidan y la risa está asegurada.

Sin Perdón

1992 trajo una película que devolvió a la vida a un género que llevaba prácticamente muerto más de una década, el western. 4 premios Oscar para una película donde podemos ver un duelo entre colosos como son Clint Eastwood (que también fue su director), Gene Hackman y un Morgan Freeman que también lució muy bien en su papel de escudero de Eastwood. Una gran película que demostró que con buenas historias no hay género acabado.

American History “X”

Esta película ha sido siempre más valorada por los espectadores que por la crítica, lo cierto es que el solo mentarla produce que nos acordemos de la imagen de Edward Norton con las manos en la cabeza y la esvástica tatuada en su pecho. Edward Furlong su hermano pequeño destaca también en la película que es la historia por la que pasan muchos jóvenes que terminan entrando en este tipo de grupos. Cruda y dificilmente olvidable esta película dirigida por Tony Kaye en 1998.

Matrix

Al final de la década (1999) se rodó esta película de los hermanos Wachowski que se sirvio de una buena historia y de unos efectos especiales revolucionarios para noquear al personal. Además contaba con buenos actores, Keanu Reeves, Laurence Fishburne o Carry Anne Moss eran los protagonistas de una película que marcó tendencia y también una serie de secuelas que aprovecharon ese tirón inicial.

No hay comentarios

Dejar una respuesta