Jada y Spike

 

Los afroamericanos están con la mosca detrás de la oreja en Hollywood. En esta ocasión vuelve el debate racial ¿son los Oscar de nuevo demasiado blancos? los números no engañan, los 20 actores y actrices que han sido nominados en las cuatro categorías son todos blancos por segundo año consecutivo.

Dos de los principales exponentes de cine afroamericano, el director Spike Lee y la actriz Jada Pinkett Smith no han dudado en aprovechar su twitter para anunciar que no estarán el 28 de febrero en la gala de los Oscar. La mujer de Will Smith estaba entre las actrices que sonaban para estar entre los nominados por su interpretación en La verdad duele. Eso sí, ha querido alabar a Chris Rock que será el presentador de la gala.

Spike Lee piensa que los estudios y productoras son los principales culpables

En el caso de Spike Lee, ha agradecido el Oscar honorífico que le dieron en noviembre pero también expresó su malestar, aunque más que con la Academia ha sido con los estudios de Hollywood y con las cadenas de televisión y cable.

Cheryl Boone Isaacs, la afroamericana que preside la Academia hollywoodiense, es la primera en lamentar lo poco diversa que ha sido la lista de nominados. Pide paciencia, ya que está trabajando en que cambien las cosas mediante un compromiso a 5 años firmado con los estudios, la contratación de Chris Rock, un aumento de gente de otras razas entre los votantes (23% de nuevos miembros con derecho a voto), así como en la junta directiva, caso de Ava Duvernay, la directora de Selma.

En pleno siglo XXI los problemas raciales siguen de una u otra forma presentes en Estados Unidos, el cine y el poco reconocimiento a los actores afroamericanos es buena muestra de ello.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta