El mercado de los drones ha logrado acaparar la atención de un gran número de usuarios, es por eso que muchas empresas están buscando nuevas formas de innovar. EHang es una de estas y durante el CES 2016 ha presentado algo enorme… Literalmente.

A primera vista parece que alguien ha creado un avión monoplaza y aunque las puertas le dan estilo y lo hacen parece del futuro, no podemos negar que el vehículo luce muy extraño.

Revelado ayer durante el Consumer Electronic Show, el EHang 184 es el primer vehículo autónomo totalmente eléctrico, diseñado para transportar a un pasajero en distancias cortas sin necesidad de un control humano.

Como la mayoría de los drones, el 184 tiene ocho largas hélices montadas en cuatro brazos en cada esquina del vehículo, aunque el representante de la compañía ha dicho que sólo es necesario un brazo para aterrizar, en caso de ser necesario.

Dentro del vehículo se encuentra una tableta desde la cual el pasajero podrá seleccionar el destino para luego sentarse mientras el vehículo despega, viaja y aterriza automáticamente.

En cuanto a sus medidas, el dron tiene una altitud de 1,5 metros, pesa 200 kilos, soporta una carga de sólo 100 kilos y puede permanecer hasta 23 minutos en el aire a una velocidad de 100 kilómetros por hora. Tanto el despegue como el aterrizaje se hacen verticalmente, como un helicóptero, y puede recargarse de forma rápida en dos horas mientras que en el modo de recarga completa tiene que estar enchufado cuatro horas.

EHang dice que ha llevado a cabo más de 100 vuelos de prueba exitosos con el prototipo presentado en el CES, y también ha asegurado que el diseño de este prototipo es muy cercano al producto final así que es poco probable que veamos cambios mayores.

No hay comentarios

Dejar una respuesta