Charlotte

Charlotte Rampling es una de las actrices que está nominada al Oscar por su papel en la película británica 45 años. Este viernes ha expresado su oposición a un boicot a la ceremonia de los premios Oscar por la ausencia de actores negros en las categorías interpretativas.

La veterana actriz considera que esto sería racismo contra los blancos y que quizás cabe la posibilidad de que en estas últimas dos ediciones es probable que no se merecieran estar en esta recta final. En sus declaraciones a Europe 1 ha hablado también de que no debe haber cuotas , ya que para ella sería clasificar a las personas.

La tensión que se vive en Hollywood se ha visto en las últimas horas, donde actores como George Clooney o Mark Ruffalo se han mostrado críticos con la Academia y etiquetas como #OscarsSiWhite se han multiplicado en las redes.  Un clima en el cual no se habían oído voces discrepantes. La actriz de 69 años es conocida por sus posiciones conservadoras y esta manifestación es una buena muestra de ello.

El equilibrio entre la postura conservadora de Charlotte Rampling y de las cuotas que muchos piden debe de existir, la solución debe estar en la industria, que debe apostar más por la multiculturalidad que es algo evidente, máxime en un sector como el cinematográfico, pero imponer cuotas es una solución que quizás puede que no refleje la verdadera calidad de los candidatos.

¿Se deberían hacer entonces cuotas para latinos? ¿para asiáticos? en realidad lo que habría que apostar es por los buenos intérpretes, vengan de donde vengan y sean de la raza que sean. La calidad es lo que debe de primar por encima de todo, sin imposiciones.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta