El vídeo de arriba probablemente impactará o impresionará a algunos sobre la realidad que había hace 30 años en una de las mayores exposiciones de dispositivos eléctricos de todo el mundo: CES (Consumer Electronics Show) de Las Vegas, Nevada.

Si en la actualidad este evento genera cientos de millones de dólares gracias a la presencia de cientos de empresas que traen algunos de los dispositivos y tecnologías más innovadores del mercado, en 1989 todo era de una sencillez casi ridícula.

Es cierto que la tecnología de 1989 no podría compararse con la que hay en 2016, pero no hay que olvidar que la mayoría de los conceptos detrás de todos los dispositivos que usamos en la actualidad, incluyendo las pantallas táctiles o el Internet, fueron inventados en esos años. Aun así, la realidad grabada por este cámara aficionado es muy diferente.

¿Cuál era la principal atracción de los visitantes del CES 1989? Las máquinas tragamonedas, los hula hoops, las chicas con los pechos descubierto y los teléfonos con pantallas catódicas. A pesar de lo poco atractivo que estaba el mercado tecnológico en ese momento, al menos había decenas de chicas que trataban de mantener el interés de los visitantes, que en su mayoría eran hombres.

Entre todos los dispositivos anticuados que estuvieron presentes posiblemente uno de los más esperanzadores de todos fue esta tableta digital para leer la Biblia, que en esos tiempos era tan avanzada como extraña.

Al fin y al cabo esa fue la magia de los años ’80. Mientras algunas de las mentes más visionarias de ese momento trabajaban en secreto en tecnologías que usamos actualmente de un modo natural, el público tenía que ser atraído con chicas ligeras de ropa, hula-hoops y otras cosas similares, sin que nadie tuviera ni idea de cómo sería en realidad el futuro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta