Ondas gravitacionales

Un rumor que recorre Twitter podría apuntar al mayor descubrimiento de la historia de la astrofísica.

En septiembre, el físico teórico de Caltech Lawrence Krauss escribió lo siguiente en Twitter:

“Se rumorea la detección de una onda gravitacional en el detector LIGO. Sería increíble de ser cierto. Publicaremos datos si sobrevive”.

La gente de LIGO ni negó ni confirmo el rumor del experimento y en Krauss siembran el rumor levantando ampollas en la comunidad astrofísica.

Alguien incluso le respondió al físico diciéndole que “como científico no deberías esparcir rumores, especialmente en un lugar público, y ¿no sería mejor esperar para conocer los hechos?” A continuación el tuit:

Ahora, el 11 de enero, Krauss volvió a Twitter para decir que “Mi anterior rumor sobre LIGO fue confirmado por fuentes independientes. ¡Permanezcan atentos! Las ondas gravitacionales podrían haber sido descubiertas”.

La teoría de la relatividad incluye tanto a la teoría de la relatividad especial como la de relatividad general, formuladas por Albert Einstein a principios del siglo XX, que pretendían resolver la incompatibilidad existente entre la mecánica newtoniana y el electromagnetismo.

La teoría de la relatividad especial, publicada en 1905, trata de la física del movimiento de los cuerpos en ausencia de fuerzas gravitatorias, en el que se hacían compatibles las ecuaciones de Maxwell del electromagnetismo con una reformulación de las leyes del movimiento.

La teoría de la relatividad general, publicada en 1915, es una teoría de la gravedad que reemplaza a la gravedad newtoniana, aunque coincide numéricamente con ella para campos gravitatorios débiles y “pequeñas” velocidades. La teoría general se reduce a la teoría especial en ausencia de campos gravitatorios.

No fue hasta el 7 de marzo de 2010 que fueron mostrados públicamente los manuscritos originales de Einstein por parte de la Academia Israelí de Ciencias, aunque la teoría se había publicado en 1905. El manuscrito contiene 46 páginas de textos y fórmulas matemáticas redactadas a mano, y fue donado por Einstein a la Universidad Hebrea de Jerusalén en 1925 con motivo de su inauguración.

Si es verdad el rumor, sería posible captar las ondas gravitacionales

Hay muchas razones para permanecer escéptico, no se sabe si el rumor es cierto hasta  que podamos escuchar la opinión de los investigadores sobre el experimento. Si estos rumores son ciertos sería un gran hallazgo como parte de la teoría de la relatividad de Albert Einstein.

Las ondas gravitatorias podían llevar información sobre los agujeros negros, así como mostrarnos qué condiciones se dieron en el nacimiento del universo.

Aunque existen evidencias indirectas de que existen las ondas gravitacionales, los científicos todavía no han encontrado y medido una de ellas.  LIGO, el Observatorio de Ondas Gravitacionales que utiliza el láser para buscar distorsiones gravitacionales en el espacio-tiempo, es el equipo más avanzado actualmente para esta tarea, aunque todavía no se conoce ningún hallazgo importante por su parte, al menos de manera oficial.

Vía: Gizmodo

No hay comentarios

Dejar una respuesta