Ejemplo de Bomba Nuclear

Corea del Norte afirma haber probado una bomba de hidrógeno el miércoles (6 de enero), un arma  más poderosa que las bombas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial.

Los expertos no confirmaron con seguridad si se ha realizado dicha prueba. La perturbación sísmica causada por la explosión fue de una magnitud 5,1, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Es similar en fuerza a la supuesta detonación de una bomba atómica en Corea del Norte en el año 2013.

Las bombas de hidrógeno termonucleares son más poderosas que las bombas atómicas o bombas de “fisión”, por lo que los datos sísmicos recogidos ponen en duda las afirmaciones de Corea del Norte.

La diferencia entre ambas bombas empieza desde el nivel atómico donde las bombas atómicas dividen el núcleo del átomo. La reacción en cadena que origina es muy explosiva. Las bombas lanzadas en Hiroshima y Nagasaki explotaron con la producción de 15 Kilotones y 20 Kilotones de TNT, respectivamente, según la Union of Concerned Scientists.

En cambio, la primera bomba de un arma termonuclear o bomba de hidrógeno, en los Estados Unidos fue en 1952 del orden de 10000 Kilotones de TNT. Estas bombas comienzan con la misma reacción que las bombas atómicas, pero la mayoría del uranio o plutonio en bombas atómicas va inusitada. En una bomba termonuclear, un paso adicional significa que la energía producía se convierte en energía disponible.

En contraste, la explosión producida por una bomba de hidrógeno comprime una esfera de plutonio-239, el material que será sometido a fisión. Dentro de este hoyo de plutonio-239 se genera una cámara de hidrógeno. Las altas temperaturas y presiones creadas por la fisión del plutonio-239 hace que los átomos de hidrógeno se fundan. Este proceso libera neutrones, los cuales se alimentan de plutonio-239, dividen más los átomos y aumentan la reacción en cadena de la fisión.

El tratado de 1996 prohíbe el uso de armas nucleares

En 1996 se creó un tratado por el cual se prohíbe el uso de bombas de tal magnitud y los esfuerzos para detectar estas detonaciones con sistemas de monitorización globales.

Pakistán, India y Corea del Norte han llevado a cabo pruebas nucleares. Sin embargo, el Tratado pone en marcha un sistema de monitoreo sísmico que puede distinguir una explosión nuclear de un terremoto. También como parte de la vigilancia el tratado incluye estaciones de detección de infrasonidos. 80 estaciones de monitorización de radionúcleidos miden las consecuencias atmosféricas de estas bombas.

Vía: livescience

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta