La empresa NanoRacks construirá la esclusa

La comercialización del espacio gana impulso y empresas como SpaceX y Blue Origin usan la Estación Espacial Internacional (ISS) para sus proyectos. En el modulo Kibo (JAXA) de la Agencia Espacial Japonesa se encuentra la esclusa de aire con una capacidad de transferencia de carga de un horno gigante. Esta esclusa se abre 10 veces al año, 5 veces por JAXA y 5 para la NASA y sus aliados comerciales. Por lo tanto, se necesita una esclusa de aire adicional y una compañía de Texas trabajará para fabricarla.

La empresa NanoRacks es una empresa emprendedora que trabaja con la NASA para liderar la comercialización del espacio. Esta empresa se centra en tres conceptos básicos, bajo coste, estandarización de hardware y la comprensión de sus clientes. Pretende conseguir un espacio accesible para todos.

El proyecto costaría entre 12 y 15 millones de dólares y es probable que llegue a la ISS a bordo de la cápsula Dragón de SpaceX en el 2018. La NASA todavía no ha confirmado el inicio del proyecto y lleva a cabo pruebas de integración con su principal contratista, Boeing.

Los beneficios de esta esclusa para la NASA serían varios. Con tan solo 1,2 mil millones en fondos para el 2016, aportaría una gran contribución económica al programa espacial. Una esclusa más permitiría un acceso mayor que sólo 5 veces al año llegando a 12 veces su uso. Se podrían almacenar CubeSats y satélites más grandes, y sería un buen método de recuperación de tanques de almacenamiento y bombas.

NanoRacks planea la fabricación de un recipiente medio cilindro que mide 2 metros de diámetro y 1,8 metros de largo. Se enviará a la ISS fijándolo al nodo 3. Una vez instalado con éxito, el contenedor a presión estaría listo para utilizarse.

El éxito del proyecto son las relaciones comerciales que intervienen en la exploración espacial y colaboran en su expansión y desarrollo

Con este método las entidades comerciales pueden acceder a la ISS y la NASA obtiene una oportunidad de disponer de una sala que facilita el trabajo de reparación sin la necesidad de utilizar trajes espaciales y con la comodidad de trabajar en una cápsula real.

Vía: Digitaltrends

No hay comentarios

Dejar una respuesta