Philae sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenco
Philae sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenco

Philae no responde a los intentos de contacto desde la Tierra, alimentando los temores de que no se escuchará de nuevo. La pequeña nave espacial robótica ha permanecido en silencio desde julio del 2015 y pronto estará demasiado lejos del Sol como para seguir funcionando.

Un mensaje publicado en Twitter por el DLR, el Centro Aeroespacial Alemán, dijo el domingo que intentaron activar el volante de Philae para cambiar su posición pero no recibieron ninguna respuesta.

La sonda del tamaño de una lavadora hizo un aterrizaje histórico en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en noviembre del 2014 después de dejar su nave nodriza, la sonda Rosetta.

Esta foto tomada el 3 de agosto 2014 por la sonda espacial Rosetta muestra al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko
Esta foto tomada el 3 de agosto 2014 por la sonda espacial Rosetta muestra al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko

Philae recibe energía gracias a unos paneles solares que ahora llegan a un punto donde las temperaturas son demasiado frías para operar

Un portavoz del DLR dijo lo siguiente al respecto: “El domingo intentamos activar el volante de Philae en un intento de cambiar su posición”.

“No hemos conseguido ningún feedback, pero esto también podría explicar que la señal va de Philae a Rosetta”.

“Por esta razón, la cámara Osiris de Rosetta tomó una secuencia de imágenes. Estas imágenes están siendo investigadas, en busca de una nube de polvo que podría haber sido causada por Philae al cambiar su posición”.

La nave fue lanzada por la Agencia Espacial Europea con la esperanza de ayudar a entender la composición de los cometas.

La superficie del cometa 67P / Churyumov - Gerasimenko , visto desde el aterrizador Philae , que aterrizó en la superficie del cometa
La superficie del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko, visto desde la sonda Philae, que aterrizó en la superficie del cometa

Rosetta recorrió 4.000 millones de kilómetros a través del espacio para llegar a su destino en un viaje que duró 10 años.

El gerente del programa de Philae dijo en un blog que el silencio “no augura nada bueno”. “El tiempo se acaba, así que queremos explorar todas las posibilidades”.

El intento de ubicar a Philae para una mejor recepción solar moviendo sus paneles solares, es una propuesta esperanzadora ante el silencio sin respuesta desde el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenco.

Fuente: mirror

No hay comentarios

Dejar una respuesta