Originalmente el corte de la pizza siempre ha sido de forma triangular, aumentando desde el centro afuera. Pero esto podría cambiar gracias a unos matemáticos.
Originalmente el corte de la pizza siempre ha sido de forma triangular, aumentando desde el centro afuera. Pero esto podría cambiar gracias a unos matemáticos.

La pizza es un producto de alimentación elaborado artesanalmente con ingredientes muy diversos. Desde pizzas vegetales a pizzas con sólo carne, o incluso pizzas hechas exclusivamente con frutas y verduras. Pero a la hora del reparto y si estás con amigos, el corte de la pizza siempre ha pasado desapercibido.

Ahora, unos matemáticos han inventado varias formas de cortar la pizza con dibujos de los más curiosos que puedas imaginar.

Pero, ¿Qué es exactamente la pizza?

La pizza es un pan plano horneado elaborado con harina de trigo, sal, agua y levadura y cubierto con salsa de tomate y otros ingredientes como queso, salami, champiñones, cebolla, jamón o aceitunas.

Original de la cocina napolitana (Italia), se ha hecho muy popular en todo el mundo y presenta muy diversas variantes. Sin embargo, la pizza napolitana ha sido la única para la que se ha reconocido una denominación de origen propia de la Unión Europea, denominada Especialidad Tradicional Garantizada (o sus siglas en italiano, STG, Specialità Tradizionale Garantita). Este reconocimiento se obtuvo el 4 de febrero de 2010 a propuesta de la Associazione Verace Pizza Napoletana.

Es un plato de elaboración artesanal en la mayoría de los casos, aunque la industria alimentaria ha ido presentando, desde los años 1950, versiones como un alimento confort en los supermercados. En la actualidad, diversas empresas la distribuyen a domicilio.

La propuesta matemática

La mayoría de nosotros divide una pizza con cortes rectos que todos se reúnen en el centro. Pero ¿qué pasa si el centro cuenta con una cobertura que algunos más bien evitan, mientras que otros quieren la corteza para mojar?

Un grupo de matemáticos ofrecen una receta para cortar una pizza en 12 piezas de idénticas formas, seis con forma de estrella que se extienden de dentro a afuera, mientras que las otras 6 dividen el resto crujiente. Se comienza por cortar rebanadas de tres lados curvos en la pizza, luego se dividen estas rebanadas en dos para obtener el interior y los grupos externos.

Corte de pizza

 

Ahora Joel Haddley y Stephen Worsley de la Universidad de Liverpool, Reino Unido, han ampliado la técnica. La pareja ha demostrado que se pueden crear similares cortes de piezas curvadas con cualquier número impar de lados que luego se dividen en dos como antes.

Vía: newscientist

No hay comentarios

Dejar una respuesta