Ettore Scola

El cine en italia está de luto, se le han acabado los clásicos que llevaron a la cúspide al cine del país de la bota. En realidad no solo el cine, también la gente de la calle que ha sufrido los años de Berlusconi y a los políticos populistas del resto de Europa, todo un defensor de los débiles que falleció la pasada noche a los 84 años.

Con la muerte del director, nos despedimos del cine militante, ese que hablaba de los problemas reales de la calle. Si miramos un poco, de la extraordinaria generación de creadores de cine italiano que en la segunda mitad del siglo XX llevaron a la gloria el cine italiano solo quedan los hermanos Taviani.

La huella de Scola en el cine del país transalpino es desde luego humana, profunda y realista. La verdad y el retrato de la buena gente le interesaban y mucho a este director que en más de una ocasión no le daba reparo decir que era “buena persona”, algo que siempre intentó llevar a sus personajes. Ha muerto “el rojo Scola” y desgraciadamente su Italia sigue con los mismos problemas que denunció en innumerables ocasiones.

Hablando de los grandes artistas, decía que el recuerdo imperecedero era una fuga de la muerte que se le permite solo a los grandes artistas como Dante, Maquiavelo o Fellini, desde esta pasada noche, junto a todos esos gigantes del arte italiano se encuentra Ettore Scola.

Fuente: El País

No hay comentarios

Dejar una respuesta