La nueva Oficina de Defensa Planetaria de la NASA pretende proteger a la humanidad de los objetos cercanos a la Tierra potencialmente peligrosos
La nueva Oficina de Defensa Planetaria de la NASA pretende proteger a la humanidad de los objetos cercanos a la Tierra potencialmente peligrosos

La NASA ha anunciado la creación de una oficina de coordinación de defensa planetaria (PDCO) con el fin de proteger mejor nuestro planeta de los objetos espaciales. Lindley Johnson, ejecutivo del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra (NEO), dirigirá la flamante oficina.

“El establecimiento formal de la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria pone de manifiesto que la agencia se ha comprometido a desempeñar un papel de liderazgo en los esfuerzos nacionales e internacionales para la detección de estos riesgos de impacto natural, y para participar en la planificación de una defensa si es necesario”, afirmó Johnson en un comunicado de la NASA.

Lindley Johnson de la NASA liderará la nueva Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA. Foto: Leonard David
Lindley Johnson de la NASA liderará la nueva Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA. Foto: Leonard David

Funciones de defensa planetaria

¿Qué realizará la oficina? Será responsable de:

  • Supervisar todos los proyectos financiados por la NASA para encontrar y caracterizar asteroides y cometas que pasan cerca de la órbita de la tierra alrededor del sol.
  • Conducir la coordinación de esfuerzos interinstitucionales e intergubernamentales para el plan de respuesta a posibles amenazas de impacto.
  • Mejorar y ampliar los últimos esfuerzos con otros departamentos, como la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) y otras agencias federales de Estados Unidos.
  • Continuar la ayuda a la coordinación entre el gobierno de Estados Unidos, incluyendo la planificación de respuesta a una amenaza de impacto real en conjunto con la FEMA, el Departamento de Defensa, y otras agencias de Estados Unidos y contrapartes internacionales.
  • Avisar de pases cercanos y advertencias de cualquier detección de impactos NEO, basados en datos creíbles.

Relación de colaboración

“FEMA está dedicada a la protección contra todos los peligros, y la apertura de la oficina de coordinación asegurará la detección temprana y la capacidad de alerta y mejorará aún más la relación de colaboración de FEMA con la NASA”, dijo Craig Fugate, administrador de FEMA.

“Incluso si la intervención no es posible, la NASA aportará a la FEMA datos importantes sobre el momento del impacto, la ubicación y los posibles efectos para mejorar así las operaciones de respuesta a emergencias. A su vez, FEMA se ocuparía de los preparativos y la respuesta de planificación relacionada con las consecuencias de la entrada atmosférica o el impacto de objetos NEO en todas las comunidades de los Estados Unidos”, explica la NASA en su anuncio de la nueva PDCO.

La NASA y FEMA no sólo elogian el nuevo proyecto de defensa planetaria. La National Science Foundation (NSF) también elogió el evento.

“NSF acoge la importancia que se le ha dado a este asunto”, dijo Nigel Sharp, director del programa en la División de Ciencias Astronómicas de la Agencia. “Esperamos continuar la fructífera colaboración entre las agencias para que todos nuestros recursos se unifiquen y den lugar a una mayor capacidad de respuesta frente a estos problemas”.

Más de 13.500 objetos cercanos a la Tierra de todos los tamaños han sido descubiertos hasta la fecha, pero un 95 por ciento de ellos fueron detectados desde que comenzaron a realizarse los estudios financiados por la NASA en 1998. Actualmente se detectan unos 1.500 objetos extraños orbitando la Tierra cada año.

Un evento reciente que algunos expertos han bautizado como una llamada a la acción fue la explosión y el impacto del meteorito de Chelyabinsk en Rusia en 2013. Ese evento arrojó nueva luz sobre los peligros potenciales de los NEO y ayudó a la determinación internacional para ocuparse de estos objetos de manera organizada.

La estela de humo dejada por el asteroide en los cielos rusos. Credit: Photo by Olga Kruglova. Credit: Sandia National Laboratories.
La estela de humo dejada por el asteroide en los cielos rusos. Credit: Photo by Olga Kruglova / Sandia National Laboratories.

Por su parte, objetivos a largo plazo de defensa planetaria de la NASA incluyen el desarrollo de la tecnología y las técnicas para desviar o redireccionar los objetos que están en curso de impacto con la Tierra.

Reducir el riesgo

El recientemente aprobado presupuesto federal para el año fiscal 2016 incluye 50 millones de dólares para las observaciones de NEOs y la defensa planetaria, que representa un aumento de más de diez veces desde el inicio de la administración del Presidente Obama.

De hecho, dentro de la política espacial nacional de la Casa Blanca publicada el 28 de junio de 2010, señalan en el apartado de “Pautas de Espacio Civil” que será responsabilidad de la NASA: “Perseguir las capacidades, en cooperación con otros departamentos, agencias y socios comerciales, para detectar, rastrear, catalogar y caracterizar objetos cercanos a la Tierra para reducir el riesgo de daño a los seres humanos de un impacto inesperado en nuestro planeta y para identificar objetos planetarios potencialmente ricos en recursos”.

Más información: NASA

Vía: Space

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta