El agujero negro supermasivo situado en el centro de la Vía Láctea
El agujero negro supermasivo situado en el centro de la Vía Láctea

El próximo año los astrónomos intentarán una nueva proeza que nunca antes se ha realizado. Tratarán de fotografiar un agujero negro, pero no cualquier agujero negro, sino Sagitario A, el agujero negro supermasivo que habita en el centro de nuestra galaxia.

El proyecto, denominado “Evento horizonte telescopio” (EHT), enlazará 9 radiotelescopios de todo el mundo (incluyendo Chile, España y Estados Unidos) que actuarán como un solo telescopio del tamaño de la Tierra. Mediante esta gran unión intentarán captar el horizonte de sucesos de un agujero negro.

Sagitario A tiene una masa equivalente a 4 millones de soles, su diámetro es de 44 millones de kilómetros, 63 veces el radio de nuestro Sol. Su pequeño tamaño dificulta su observación ya que se encuentra a 26.000 años luz de distancia, y desde la Tierra sería como mirar un CD que se encuentra en la superficie de la Luna.

“Casi lo estamos consiguiendo. Todo el trabajo respecto a la graduación de los instrumentos, el trabajo teórico, los receptores, ya se ha realizado”, ha declarado el profesor Feryal Ozel, miembro del equipo de EHT, a BBC News. El proyecto implicará una observación de gran variedad a principios de 2017.

Una observación directa al horizonte de sucesos

El horizonte de sucesos es el límite que separa el interior del agujero negro del resto del Universo. Todo lo que cruza su límite no puede escapar de la atracción gravitacional, ni siquiera la luz. La observación del horizonte de sucesos será a partir de ondas de radio ya que se dispersa menos por el material circundante.

“Hemos realizado millones de simulaciones, para diferentes configuraciones de cómo podría verse el gas. Y en todos los casos, creemos que la longitud de onda de 1,3mm es la opción correcta para ver el evento de sucesos”, añadió Ozel, quien discutió sobre este proyecto en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana.

El equipo está seguro de que el gas en el horizonte de sucesos brilla precisamente en esa longitud de onda, que es una gran noticia ya que nuestra atmósfera es transparente en esa longitud de onda.

Esta observación ayudará a entender y a probar la teoría de la relatividad de Einstein al ver cómo el agujero negro supermasivo afecta al espacio-tiempo.

Fuente: BBC News

No hay comentarios

Dejar una respuesta