NASA Goddard Space Flight Centre
NASA Goddard Space Flight Centre

El ser humano a lo largo de su vida ha intentado hallar la respuesta a muchas preguntas. Muchas de ellas tienen que ver con su existencia. A medida que su nivel científico ha ido avanzando, ha respondido una a una a todas esas cuestiones.

La pregunta que más nos hacemos actualmente es ¿De dónde venimos?¿Cuál es nuestra procedencia? Esta cuestión todavía no tiene respuesta firme y desde diferentes ciencias tiene una posible respuesta. En la astrofísica se dice que procedemos de componentes químicos de las estrellas. Los biólogos nos dicen que nuestro ADN y el de los primates es similar con lo cual evolucionamos a partir de ellos.

Otra teoría interesante nos indica que nuestro origen viene ocasionado por diversos acontecimientos provocados hace millones de años a partir de la extinción de los dinosaurios y que el causante fue algo procedente del Universo conocido como materia oscura.

Lisa Randall, una física teórica de la universidad de Harvard, en su libro “Materia oscura y los Dinosaurios” y otros libros de divulgación científica, postula que la extinción de los dinosaurios fue necesaria para la aparición de los seres humanos y el responsable que lo ocasionó fue la materia oscura que constituye un 85 por ciento del Universo.

Un meteorito de 14,4 kilómetros acabó con un 75% de vida en el planeta

Un meteorito de aproximadamente 14,4 kilómetros de largo impactó contra la Tierra y eliminó un 75% de toda la vida existente en nuestro planeta. Si ahora se produjera el mismo suceso, desaparecería la vida tal y como la conocemos.

Se tienen muchas pruebas de la existencia de materia oscura aunque no se ha determinado si esta puede tocarse u observar a simple vista. Se cree que es la responsable de muchos sucesos de nuestro entorno galáctico.

Existen dos hipótesis de cómo podría encontrarse la materia oscura. Por un lado en grandes concentraciones en grandes halos formando burbujas gigantescas. Randall piensa que podría ocupar espacios entre estrellas, planetas y nubes de gas en nuestra galaxia pero en una forma plana.

Si esta teoría es cierta todos los cuerpos orbitarían acercándose al núcleo, pero esta teoría es confusa ya que del mismo modo que el Sistema Solar gira alrededor de la Vía Láctea, los planetas giran alrededor del Sistema Solar y su tasa de oscilación es intrigante.

APS/Alan Stonebraker
APS/Alan Stonebraker

Un equipo de astrónomos hizo un cálculo aproximado de este tipo de oscilación cerca de la vuelta de este siglo, calculando que nuestro Sistema Solar pasa a través del plano de la Vía Láctea sobre una vez cada 32 millones de años, lo que significa que si hay un disco de materia oscura, coincidiría con el mismo tramo temporal en el que los dinosaurios se extinguieron.

WolfmanSF/Wikipedia
WolfmanSF/Wikipedia

La materia oscura en el plano que defiende Randall, afectaría a la región de la Nube de Oort en la cual orbitan millones de objetos helados de 19 kilómetros de ancho. Si alguno de ellos saliera de su órbita e impactase contra la Tierra, se produciría el mismo hecho que condujo a la extinción de los dinosaurios y a la aparición del ser humano.

Vía: Sciencealert

No hay comentarios

Dejar una respuesta