El agujero negro en cuestión rodeado de un círculo. (Foto: Michael Richmond/Rochester Institute of Technology)
El agujero negro en cuestión rodeado de un círculo. (Foto: Michael Richmond/Rochester Institute of Technology)

Sí, así es, los diferentes estudios realizados sobre los agujeros negros nos dicen que un agujero negro debido a la oscuridad de su centro y a que no deja escapar la luz debido a su fuerte tirón gravitacional solo puede ser observado a través de telescopios de rayos x o de rayos gamma.

Un último descubrimiento muestra como un agujero negro binario cercano a nosotros, llamado V404 Cygni, emite una luz que ha sido captada durante un estallido de energía.

Esta investigación fue liderada por astrónomos de la Universidad de Kyoto y fue presentada en la reunión de la Sociedad Sstronómica Americana en Florida esta semana.

El 15 de junio de 2015, el agujero negro ”despertó” después de 26 años de estar inactivo, emitiendo una ráfaga de energía.

El acontecimiento puede ser visto con telescopios convencionales y la duración de los destellos producidos por el agujero negro son de minutos, incluso de horas. “Ahora sabemos que podemos hacer observaciones basadas en rayos ópticos – luz visible, en otras palabras – y que podemos observar agujeros negros sin telescopios de rayos x o rayos gamma de alta especificación”, explicó Mariko Kimura, un maestro en la Universidad de Kyoto y autor del nuevo estudio, que fue publicado en la revista Nature.

Impresión artística de un agujero negro binario. (Foto: ESA/ATG medialab)
Impresión artística de un agujero negro binario. (Foto: ESA/ATG medialab)

Datos ofrecidos desde todo el mundo han hecho posible la verdad

Gracias a una colaboración internacional se ha podido dar unas conclusiones sobre este evento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el centro del agujero negro no emitió luz, pues debido a su singularidad el agujero negro no puede emitir luz porque engulle la luz. La luz procedía en realidad del disco de material caliente que daba vueltas alrededor del agujero negro.

Concretamente, los rayos X de la región más interna del disco de acreción emergen y calientan la región más externa del disco, provocando que emita rayos ópticos visibles.

“Las estrellas se observan solamente después de la oscuridad y hay solamente unas horas cada noche, pero la observación en diferentes lugares del mundo ha permitido una información más detallada”, dijo el co-autor Daisaku Nogami. “Estamos muy contentos de que nuestra red de observación internacional fuera capaz de reunirse para documentar este evento raro”.

La posibilidad de ver un agujero negro desde la Tierra no está al alcance de cualquiera. Dado que prácticamente son invisibles para los telescopios comunes, los agujeros negros requieren la observación en múltiples ondas con el fin de ser identificados. Pero el V404 Cygni es un caso especial y podrías ver su luz con tu telescopio si sabes donde buscarlo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta