Interpretación artística de un quásar que cambió de look tal y como apareció a comienzos del 2015. La región brillante azul muestra el gas siendo engullido por el centro del agujero negro mientras se apaga. Imagen: Dana Berry / SkyWorks Digital, Inc.
Interpretación artística de un quásar que cambió de look tal y como apareció a comienzos del 2015. La región brillante azul muestra el gas siendo engullido por el centro del agujero negro mientras se apaga. Imagen: Dana Berry / SkyWorks Digital, Inc.

La mayor fuerza descubierta hasta ahora en el Universo está representada por los quásares, que son unos agujeros negros masivos rodeados de polvo y gas que es devorado por su intensidad gravitacional. Estudios realizados en un quásar en 2015 muestran un cambio repentino desde 2003.

Los astrónomos encargados del Sloan Digital Sky Survey (SDSS) anunciaron que un quásar distante se quedó sin gas.

Sus conclusiones, que fueron desveladas el 8 de enero en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Kissimmee, Florida, aclaran por qué el quásar SDSS J1011 + 5442 ha cambiado tan dramáticamente entre las observaciones realizadas a lo largo de los años.

“Estamos acostumbrados a pensar en el cielo como si fuera algo inmutable. El SDSS nos permitió ver esos cambios a medida que ocurrían”, dijo el profesor de Astronomía de la Universidad de Washington Scott Anderson.

Los quásares son los centros compactados de grandes galaxias, generalmente alrededor de un agujero negro masivo. El agujero negro en el centro de J1011 + 5442 es 50 millones de veces más masivo que nuestro Sol. Al engullir gas sobrecalentado emite grandes cantidades de luz y ondas de radio. Las primeras observaciones de este quásar se realizaron en 2003, cuando los astrónomos pudieron determinar qué tipo de gases engulle el agujero negro, como el “hidrógeno alfa”.

En 2015 se volvieron a hacer mediciones del espectro y para sorpresa en esta medición se notó una gran disminución de actividad en el quásar. “La diferencia fue impresionante y sin precedentes”, dijo el estudiante graduado de John Ruan de la Universidad de Washington, quien también formó parte del equipo de investigación. “La emisión de hidrógeno alfa disminuyó por un factor de 50 en menos de 12 años, y el quásar ahora parece una galaxia normal.

“El quásar que cambió de look”

El descenso de actividad en el quásar en los últimos 10 años ha sido reconocido en la comunidad de Astronomía y en la SDSS como “el quásar que cambió de look”. Al parecer el quásar ha tragado todo el gas en sus proximidades y ha reducido su actividad como muestra este vídeo.

Otras teorías intentan explicar este suceso y dar otras posibilidades como, como que el quásar pudo emitir tanta luz a consecuencia de engullir una estrella cercana en 2003, o que una capa densa de gas y polvo estuvo pasando por delante y su detección fue más difícil. Y la que los expertos tienen como la más evidente, el quásar ha agotado todo el el gas caliente de sus alrededores provocando un rápido descenso del brillo.

Más información: OxfordJournals

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta