Planta de fabricación de Samsung en Brasil
Planta de fabricación de Samsung en Brasil

En los últimos años, las fábricas de Samsung y de sus socios han registrado muchos casos de cáncer, enfermos crónicos y fallecimientos por otras causas. Lamentablemente, apenas ahora el gigante surcoreano aceptó varias inspecciones que se prolongarán durante los próximos años.

A raíz de un acuerdo firmado por oficiales de Samsung y representantes de los empleados enfermos y de sus familiares, durante los próximos meses se llevarán a cabo varias inspecciones que tratarán de determinar las condiciones laborales en las fábricas de procesadores y pantallas de la compañía.

Estas inspecciones serán realizadas por un profesor experto en la legislación del trabajo, así como en la protección y la salud laboral. El mismo profesor escogerá al resto de los miembros de su equipo. Inicialmente, las inspecciones se realizarán durante un período de 3 años, con la posibilidad de extenderlo otros tres. En el mismo contexto, los oficiales de Samsung han reconocido que se van a publicar más detalles sobre las sustancias químicas utilizadas en sus fábricas. Además, también abrirán una clínica para los empleados.

Estas medidas llegan aproximadamente cuatro meses después de que Samsung creara un fondo especial de 85,5 millones de dólares para compensar a las familias de los empleados enfermos.

Por otro lado, los grupos de activistas que protestan contra las condiciones laborales de las fábricas de Samsung no están para nada contentos con lo que está ocurriendo, y menos aun cuando las organizaciones gubernamentales ofrecen considerables subvenciones a la empresa y diversas certificaciones que no se aplican en la vida real.

Debido a estas certificaciones obtenidas por las fábricas de Samsung y de sus más de 80 socios afiliados, nunca se han realizado hasta ahora inspecciones realmente drásticas. Además, los mismos activistas, llamados Sharps, afirman que el gobierno surcoreano presiona a Samsung para que cubra estos incidentes con el objetivo de conservar sus certificaciones y de eliminar la posibilidad de investigaciones independientes.

En total han fallecido 70 personas y más de 200 empleados se enfermaron gravemente en las fábricas de Samsung. El primer fallecimiento fue registrado en 2007, cuando un empleado de una fábrica de procesadores de Samsung, llamado Hwang Yu-mi, murió por leucemia a la edad de 22 años.

Lo más extraño de esta historia es que Samsung se niega a aceptar su culpabilidad en todo este asunto, y afirma que si bien el grado de radiaciones y sustancias químicas de sus fábricas superan la media normal, siguen estando bajo los límites legales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta