Samsung

Los móviles flexibles han estado en boca de todos en el último par de años, y aunque hasta ahora nadie ha logrado un avance significativo, este año podría ser la excepción, y para lograrlo quién mejor que Samsung.

Los últimos rumores apuntan a que en la segunda mitad del año Samsung podría lanzar el nuevo Samsung SM-G9, un terminal que sería catalogado como el primer smartphone flexible.

El reporte que citamos como fuente no dice exactamente que el dispositivo sería uno flexible, en cambio, se habla de que la compañía surcoreana necesita algo nuevo e innovador para sobresalir en el mercado ya que este año no ha sido uno de los mejores para ella.

Si tomamos en cuenta que antes de lanzar el Galaxy S6 Edge, Samsung enseñó un prototipo de pantalla flexible, podríamos pensar que ese es el camino que seguirá, pero también es probable que este año sólo logremos ver un prototipo de smartphone mientras que el producto final llegaría en 2017.

¿Un teléfono flexible o uno modular?

Aunque fabricar un teléfono flexible es el camino más lógico, Samsung podría sorprendernos a todos y presentar un dispositivo modular, una categoría que tampoco ha sido explorada en estos dos años más que por algunos prototipos (el BLOCK phone y el proyecto Ara) que ahora mismo no han visto la luz.

¿Por qué Samsung seguiría este camino? Simple, la compañía es por mucho la que tiene más segmentación dentro del mercado de móviles, por lo que no sería descabellado pensar que podría crear un único esqueleto al que los usuarios podrían añadirle diferentes componentes. De esta manera la compañía sólo se centraría en aumentar la producción y el catálogo de procesadores.

De cualquier forma, Samsung tendrá que poner de su parte para que este año se convierta nuevamente en una de las compañías más populares del mercado, tal y como un día lo fue.

Vía: Pocketnow

No hay comentarios

Dejar una respuesta