El Sol estaría próximo a un cambio de rotación.
El Sol estaría próximo a un cambio de rotación.

El trabajo realizado por Jenifer van Saders y su equipo de astrónomos sugieren recalibrar  el reloj de rotación de nuestra estrella. Este estudio asegura que las estrellas más viejas tienen un índice de rotación menor a cuando son más jóvenes. Estos resultados tienen implicaciones para nuestro Sistema Solar, ya que indican que el Sol podría estar en la cúspide de una transición de campo magnético.

Al igual que los planetas, las estrellas giran alrededor de su eje. Con el paso del tiempo este giro se ralentiza debido al campo magnético en su viento estelar, que es un flujo de gas que se mueve lejos de la estrella. De este modo, la estrella va perdiendo masa poco a poco lo que afecta al momento angular del Sol y causa su desaceleración. De esta manera el campo magnético actúa como freno.

Desde hace una década el proceso para medir la edad de una estrella se llama Gyrochronology (Girocronología o Reloj de rotación). Se trata de calcular la edad conforme a la tasa de rotación y su masa. Pero van Saders y su equipo demuestran que las estrellas no giran exactamente igual cuando son más viejas lo que afecta al cálculo de su girocronología.

“La capacidad para determinar la edad de una estrella es importante para mejorar nuestra comprensión de los ciclos de vida de los sistemas astronómicos -con el fin de catalogar cómo han cambiado las estrellas y los objetos cerca que la rodean a través de la historia y para predecir cómo podrían cambiar en el futuro”, explicó van Saders.

“La girocronología tiene el potencial de ser un método muy preciso para determinar la edad de las estrellas similares al Sol, siempre y cuando podamos obtener la calibración correcta”, añadió.

Las estrellas más viejas tienen una rotación menor que el Sol

Datos de la nave espacial Kepler permiten ahora realizar calibraciones de la girocronología para las estrellas más viejas que nuestro Sol, lo que llevó al equipo a concluir que la acción de frenado del campo magnético es más débil en estrellas de edad intermedia o mayor que la del Sol.

Nuestro propio Sol podría estar cerca, en un sentido astronómico, a una transición crítica para una potencia de frenado debilitada por su campo magnético. Esto es algo que probablemente se produciría en escalas de tiempo que parecen mucho a los seres humanos, pero muy rápido en comparación con la vida del Sol.

El futuro de nuestro Sistema Solar podría verse afectado por este cambio de rotación producido aunque no se sabe concretamente con qué resultados.

Fuentes: Sciencedaily | Carnegie Institution

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta