Durante los próximos 35 años 11 asteroides se acercarán peligrosamente a la Tierra.
Durante los próximos 35 años 11 asteroides se acercarán peligrosamente a la Tierra.

La Tierra está bajo la posible amenaza de una posible colisión con meteoritos de los que no se tiene constancia ya que las tecnologías en el reconocimiento de estos objetos son escasas en la actualidad.

La nueva propuesta llamada NEOCam podría ayudar a las agencias espaciales a localizar estos objetos con mayor facilidad. Se trata de un telescopio espacial infrarrojo que podría ser una realidad con la financiación adecuada.

NEOCam es una de las 5 propuestas que compiten por su financiación en el programa Discovery de la NASA para la elección de una o dos misiones para el año 2020. Cada equipo contará con 3 millones de dólares para llevar a cabo el análisis y estudios de los diseños. Después de una revisión detallada se escogerá las mejores propuestas en Septiembre del 2016.

Las misiones seleccionadas contarán con 500 millones de dólares sin incluir la financiación del vehículo de lanzamiento o el costo de las operaciones posteriores a la presentación.

Este dispositivo pretende usar la tecnología de infrarrojos para localizar 10 veces más objetos que hasta ahora. Sin embargo el coste de producción seria la mitad de 1000 millones de dólares, y debido a los continuos recortes del presupuesto federal y a pesar del aumento en 40 millones en la financiación para la búsqueda de estos objetos, el dinero restante tendría que percibirse desde dentro.

Telescopio de infrarrojos NEOCam
Telescopio de infrarrojos NEOCam

Existen amenazas para la Tierra pero no supondrían el fin de ella

Las amenazas reconocidas para la Tierra de un posible impacto han sido de aproximadamente 140 metros o mayor. Lo cual ha supuesto la orden a la NASA de localizar el 90% de estos asteroides antes del 2020, aunque la NASA estima no cumplir el plazo si las cosas siguen como están.

“Con las capacidades actuales que tenemos, la fecha límite de 2020 no es alcanzable”, declaró Lindley Johnson, oficial de programa para el estudio NEO de la Nasa a Scientific American.

El suceso ocurrido en Rusia en 2013, donde un asteroide de 18 metros colisionó en la ciudad, da una visión aproximada de lo peligroso que sería el impacto de un objeto con mayores dimensiones. En aquel momento más de 1600 personas resultaron heridas y causó 30 millones de dólares en daños.

Vía: dailymail

No hay comentarios

Dejar una respuesta