Una toma de la película 'Ex Machina'
Inteligencia Artificial escogerá al ganador de un concurso de belleza

Ya sabíamos que los robots están empezando a acaparar todos los sitios: pueden conducir, cocinar e incluso los podemos tener como simples mascotas. Quizás a la hora de juzgar la belleza de una persona sus opiniones nos podrían parecer cuestionables, aunque esto podría cambiar.

Muy pronto tendrá lugar un concurso internacional de belleza con jueces formados exclusivamente por robots. El concurso pide a los participantes hacerse fotos a través de una aplicación especial para luego subirlas al portal del certamen. Una combinación de algoritmos especiales de reconocimiento facial permitirá a los robots juzgar la belleza en formas que hasta ahora no fueron posibles.

Alex Zhavoronokov, asesor del concurso y CEO de Insilco Medicine, una compañía de bioinformática centrada en el proceso de envejecimiento de las personas, considera que unos avances recientes en la capacidad de aprendizaje de los robots permitieron que estos reconocimientos fuesen mucho más precisos. El concurso no se basa únicamente en lo que opinan las inteligencias artificiales sobre los selfies.

El objetivo es hacer que los robots entiendan el concepto de belleza, y detrás se halla una industria masiva anti-envejecimiento, que quiere entender mejor cómo se puede monitorizar el proceso del envejecimiento. Por ello, entre los primeros socios también se encuentran grandes empresas como Microsoft, Nvidia, Youth Laboratories y otras similares, según apunta Tech Crunch.

Zhavoronkov espera que este concurso facilite el lanzamiento de unas aplicaciones que permitan a las personas controlar mejor los efectos de diversos productos, incluyendo los cosméticos, sobre la calidad del rostro, y también asegura que las personas normalmente se preocupan más por su aspecto que por la calidad de sus vidas en general.

Los expertos piensan lanzar una aplicación llamada RYNKL que permita a los usuarios hacerse selfies para analizar diferentes cambios en las arrugas de sus rostros, teniendo en cuenta varios factores, como el estilo de vida o el comportamiento.

El concurso tendrá lugar a mediados de este año, y múltiples equipos de todo el mundo serán invitados para probar sus robots. Alex Shevtsov, fundador y CEO de Youth Laboratories, planteó el problema de un modo bastante interesante:

“Te encanta el Tesla que tienes, pero ¿quisieras que a tu Tesla le gustaras?” Las personas probablemente no están preparadas en el verdadero sentido de la palabra para que las máquinas juzguen nuestra belleza. De cualquier modo, si las cosas van bien, en unos años los robots podrían entender incluso los adornos de embellecimiento. Hasta entonces, las fotos enviadas al concurso deben ser naturales: sin maquillaje, sin barba y con el pelo suelto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta