Una galaxia enana colisionó con la Vía Láctea hace millones de años

La nube de Smith

0
6

Como una bala envuelta en una coraza metálica, una nube de hidrógeno que ha irrumpido en la Vía Láctea parece estar encerrada en una cáscara de materia oscura, según un nuevo análisis de datos realizado con el telescopio estadounidense GBT (Green Bank Telescope).

Los astrónomos creen que sin esa capa protectora conocida como la nube de Smith se habría desintegrado hace mucho tiempo al chocar con nuestra galaxia la vía Láctea.

Un halo de materia oscura podría significar que la nube de Smith podría ser una galaxia enana fracasada. Con el material adecuado para formar una galaxia pero insuficiente para formar estrellas.

La nube de Smith colisionó con nuestra galaxia, la Vía Láctea, hace muchos millones de años. Los estudios realizados sobre la nube de Smith revelan que está en realidad envuelta en un halo de materia oscura. Este halo de materia oscura se convierte en algo raro que fortalecería la nube de Smith.

La Nube de Smith se encuentra a 8.000 años luz de distancia y se acerca a más de 150 kilómetros por segundo a la Vía Láctea. Los astrónomos estiman que volverá a chocar con nuestra galaxia en aproximadamente 30 millones de años.

Fuente: space

No hay comentarios

Dejar una respuesta