Hacker turco recibió una descabellada sentencia

No es la primera vez cuando oímos que un hacker fue condenado por sus actos, pero el caso que vamos a detallar a continuación podría entrar en el Libro Guinness de los Récords, puesto que terminó con una exagerada sentencia.

Si bien en algunos países los hackers son condenados por períodos relativamente cortos de tiempo, ya que la legislación no está demasiado desarrollada para estos actos ilegales, un hacker de Turquía ha recibido una sentencia de 334 años a la cárcel. Conviene precisar que este no es un fallo de redacción, sino que la sentencia recibida por este individuo realmente suma varios cientos de años.

Se trata de un hacker turco llamado Onur Kopcak, cuya edad es de 26 años. Inicialmente fue condenado a “sólo” 199 años de prisión por hacer phishing. Prácticamente lo que hacía era crear clones de los portales web de varios bancos con el fin de robar datos de financiación de víctimas que caían en sus trampas. La sentencia llegó a sumar 199 años después de haber sido demandado por 43 víctimas. Lamentablemente, antes de pronunciarse la sentencia final, otras 11 personas afectadas se han presentado delante del juez, llevando la sentencia final a los 334 años de prisión.

Uno pensaría que en estas circunstancias Onur Kopcak intentaría presentar algún tipo de recurso para reducir esta absurda sentencia, pero parece que no piensa hacer nada porque le parece un gasto innecesario de energía, en el actual contexto de la fallida legislación turca.

En una declaración para el Today’s Zaman, el hacker dijo lo siguiente: “El objetivo final de estas sentencias de prisión astronómicas sigue siendo un misterio. Nunca he merecido esta sentencia pero no presentaré recurso porque no hay ninguna solución alternativa en el contexto de la actual legislación”.

En comparación, la mayor sentencia por hackeo en Estados Unidos fue recibida por Albert Gonzáles en 2010. Este hacker fue condenado a 20 años de prisión tras haber efectuado el mayor robo de tarjetas de crédito en la historia del país.

No hay comentarios

Dejar una respuesta