Agujero negro supermasivo en la galaxia Pictor A
Agujero negro supermasivo en la galaxia Pictor A

Ni siquiera la estrella de la muerte puede producir un haz de radiación tan potente como el de un agujero negro supermasivo. La NASA ha captado una gran cantidad de energía gravitatoria en movimiento en el espacio intergaláctico, a unos 500 millones de años luz de la Tierra. Esta energía representa chorros de radiación que viajan sobre una distancia de 300.000 años luz a casi la velocidad de la luz.

La fotografía compuesta fue tomada a lo largo de 15 años por el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA y muestra a la galaxia de Pictor A.

Pictor A tiene un agujero negro supermasivo que libera energía gravitatoria hacia el horizonte de sucesos, o punto de no retorno. Los científicos estudian detalladamente la estructura vista en rayos X y ondas de radio para una comprensión más profunda de estas enormes explosiones. Los agujeros negros no emiten luz, además de que esta no puede escapar a su tirón gravitacional, la luz que emite se forma por los materiales calientes a su alrededor formando un gran disco.

Otra fuente de radiación cerca del agujero negro es la corona. Las coronas se componen de partículas altamente energéticas que generan luz de rayos X aunque no se sabe cómo se forman.

La continua emisión de rayos X abarca distancia de 300.000 años luz y cruzaría tres veces el diámetro de la Vía Láctea

Estos rayos que emiten los agujeros negros supermasivos también se les conoce como chorros. Los investigadores afirman que existe un “counterjet” o contra-chorro que apuntaría en la dirección opuesta según los nuevos datos del Chandra.

Las propiedades detalladas de los chorros y contra-chorros observados con Chandra muestran que su emisión de rayos X probablemente proviene de una espiral de electrones alrededor de las líneas del campo magnético, un proceso llamado emisión de sincrotrón.

En este caso, los electrones deben volver a acelerarse mientras se mueven hacia fuera, a lo largo del Jet. No se sabe por qué ocurre pero los científicos esperan imágenes detalladas para averiguarlo.

Vía: dailymail

No hay comentarios

Dejar una respuesta