Alphabet

Alphabet, la empresa creada el año pasado para alojar la marca Google y otros negocios de la compañía, acaba de anunciar los resultados financieros de su primer trimestre fiscal.

Alphabet es actualmente el mayor gigante tecnológico estadounidense, con divisiones activas en multitud de campos. Aparte de Google, su mayor componente, también viven bajo el mismo paraguas Other Bets – “otras apuestas” y Other Revenues – “otros ingresos”. Con el fin de ofrecer a los inversores una perspectiva clara sobre los beneficios de la compañía, los representantes de Alphabet han presentado los resultados financieros del último trimestre fiscal de 2015.

En su conjunto, Alphabet continuó la tendencia ascendente de Google. Con unos ingresos de 21.300 millones de dólares, el beneficio neto fue de 4.900 millones de dólares, lo que es un 18% más ingresos y un 5% más beneficios frente al mismo período del año anterior, cuando Alphabet seguía estando bajo la marca Google. Sin embargo, no debería sorprendernos que todas estas cifras financieras se deben principalmente al enorme negocio publicitario online que tiene Google y su plataforma YouTube.

En general, en todo el año 2015, la división de Google registró ingresos de 74.500 millones de dólares y beneficios de 23.400 millones de dólares, mientras que Other Bets tuvo ingresos de 448 millones de dólares y ningún beneficio. Es más, Other Bets generó pérdidas de 3.600 millones de dólares en el 2015.

Las únicas divisiones rentables de Other Bets fueron Nest, Google Fiber y Verily. En un principio, esta falta de rentabilidad ya era previsible para Other Bets, teniendo en cuenta que incluye múltiples departamentos de investigación, como Google X, o negocios donde el gigante apenas está comenzando.

Other Revenues, la división de Alphabet que incluye los servicios Google Play y los negocios de hardware, lo lleva muy bien. Con ingresos de 2.100 millones de dólares sólo en el cuarto trimestre de 2015, el departamento registró un crecimiento del 24% interanual.

En definitiva, Alphabet e implícitamente Google, tienen muchas razones de alegría, y estas se deben en gran parte a los impresionantes ingresos del gigante estadounidense. Quedará por verse si conservará este ritmo en el resto del 2016.

No hay comentarios

Dejar una respuesta