Apple ha lanzado hoy un programa mundial para el reemplazo de algunos cables USB-C que fueron entregados con el MacBook Retina de 12 pulgadas hasta junio del 2015, ya que estos cables pueden fallar debido “a un problema de diseño”.

Según la compañía, los cables afectados pueden provocar que el MacBook no se cargue o se cargue de forma intermitente cuando se encuentra conectado a un adaptador de corriente. Los cables con este problema pueden ser identificados por su etiqueta, que dice “Diseñados por Apple en California. Ensamblados en China”. Los cables rediseñados tienen el mismo texto, pero también incluyen un número de serie.

Cables USB-C afectados

Apple ofrecerá nuevos cables de carga USB-C a los dueños de los MacBook afectados de forma gratuita. Además de los cables ofrecidos con el MacBook, el programa de reemplazo también incluye los cables fallidos que fueron vendidos como accesorios independientes.

Los clientes que suministraron un correo electrónico válido cuando registraron su producto o cuando lo compraron a través de la Apple Online Store recibirán sus nuevos cables automáticamente, mientras que los demás dueños del MacBook podrán contactar con Apple Support, encontrar un proveedor de servicios autorizados Apple o visitar una Apple Retail Store para conseguir el nuevo cable.

Este programa durará hasta el 8 de junio del 2018, por lo que si tienes un cable fallido, te recomiendo que lo cambies hasta esa fecha.

El MacBook Retina fue lanzado en abril de 2015, por lo que los cables problemáticos fueron vendidos aproximadamente dos meses hasta el lanzamiento de la versión rediseñada.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta